Asesinan a Gómez Junco, testigo protegido en proceso contra Caranqui

gomez-juncoCarlos Javier Gómez Junco, el testigo protegido de la Fiscalía en la investigación contra Óscar Caranqui por la muerte de cuatro personas en el sector Selva Alegre del cantón Otavalo, Imbabura, en el 2006, fue asesinado a tiros, la noche del sábado en el malecón de Salinas, provincia de Santa Elena.

Atentado. Según testigos, un desconocido que vestía camiseta celeste a rayas le disparó en varias ocasiones y luego huyó en una motocicleta, informó diario el Universo.
Una mujer, que no fue identificada, resultó herida en una de las piernas. El atentado ocurrió frente al condominio Vista del Mar, en donde la víctima y sus familiares se habían hospedado desde el jueves.

Historia. El 13 de enero del 2007, Carlos Javier Gómez Junco se presentó en la Policía Judicial de Pichincha y se identificó como sobreviviente de la masacre ocurrida en la hacienda Campo Serio de la parroquia Selva Alegre, en Otavalo.
Tres días antes, en la propiedad mencionada, fueron asesinados a tiros Raúl Gómez (hermano del testigo), Carlos Junco, Richard Zambrano y Orlando Murillo, cuyos cuerpos fueron hallados en una quebrada por la Policía. En ese momento pasó a ser testigo protegido de la Fiscalía.
Por esas muertes se implicó como presunto autor intelectual a Óscar Caranqui, asesinado en la cárcel conocida como La Roca, el pasado 30 de junio, cuando cumplía una condena por narcotráfico.

Sobrevivió atentado. La mañana del 3 de diciembre del 2007, al salir de una audiencia por el asesinato de una guía penitenciaria, Gómez Junco fue atacado a tiros por un adolescente de 15 años. Uno de los tiros impactó en el abdomen y uno de los policías que lo custodiaba resultó herido.
En julio del 2008, Gómez Junco fugó durante la madrugada de la Jefatura Antinarcóticos de Pichincha junto con el holandés Van der Weide Joel, acusado de tráfico de heroína. Un mes después, fueron recapturados en el Comité del Pueblo.