Asambleísta Silvia Salgado: Alianza PAIS necesita una reestructuración interna

silviaIbarra.- Aunque la legisladora de Imbabura, Silvia Salgado (Socialista-PAIS) manifiesta que llamó a la unidad, la división es notoria con respecto al apoyo a la consulta popular. De los tres asambleístas de Imbabura aliados al régimen es la única que apoya la propuesta, contrario a lo que sucede con José Chalá y Diego García.

PAIS está divido en dos sub bloques ¿Cómo entenderlo?
Hace cinco meses se conformó el bloque de PAIS y los aliados en donde estoy como representante del partido Socialista y no duró más que algunas semanas cuando se conocieron las divergencias especialmente entre los líderes de Alianza PAIS. Propuse que el bloque debería mantenerse unido sin alinearse a ninguna de las posiciones. En este bloque han estado preocupado por la situación jurídica que vive el vicepresidente Jorge Glas, en lo que hay diferentes posiciones de algo que no nos corresponde a la función legislativa.

Hace falta el consenso
Entiendo que en un grupo del que no sé el número, hay dos grandes divisiones, pero eso no impide que el bloque se mantenga consensos en otros temas.

31 asambleístas, de los 74, aliados a PAIS apoyan la consulta. De Imbabura no están Diego García ni José Chalá
En el bloque ellos no se han expresado de ninguna manera. No sabría decir qué piensan. La postura Socialista es apoyar al presidente Lenín Moreno.

¿Está en riesgo el movimiento PAIS?
Eso depende de su militancia, de la madurez, de entender que un movimiento tiene que representar o ser el intermediador de alguien y si la mayoría del pueblo ecuatoriano apoya al presidente Lenín Moreno y si el grupo político está alejado de él también estaría alejado de la mayoría del pueblo. Siempre le apostaría a que exista una reestructuración interna de PAIS y permita que de manera democrática se resuelvan los problemas personales, sin perder de vista el interés de la mayoría de ecuatorianos, no de quienes integran el movimiento.

¿Cuál es su posición sobre un juicio político contra Glas? Marcia Arregui es la primera legisladora oficialista en apoyar el juicio
Nosotros no hemos decidido. Tendría que saber qué piensa el bloque o el sub bloque. La decisión de la compañera Arregui es muy personal, no responde a ningún análisis. Lo respetamos y es un tema pendiente.
La Contraloría notificó con la destitución al vicepresidente Glas, lo que torna el ambiente aún más tenso
La situación del Vicepresidente es difícil. La secretaria Ejecutiva de PAIS (Gabriela Rivadeneira) con un grupo de asambleístas en el que yo no estoy, presentó una acción de protección pidiendo se invalide el encargo a la vicepresidenta María Alejandra Vicuña. Esas son acciones unilaterales que afectaron la unidad del bloque. El problema del vicepresidente afecta también esa unidad.

¿Jorge Glas debe renunciar?
Cuando tenemos claro que el proyecto político está por encima de situaciones personales, creo que hay que dar un paso a un lado para no afectar estos procesos, pero eso no quiere decir que prejuzgamos su culpabilidad o su vinculación en casos de corrupción… La Constitución dice que un cargo no puede tener una ausencia temporal de más de 90 días y el tiempo también está corriendo.

Nadie se esperaba lo que está pasando, cuando luego de las elecciones del 2 de abril, Moreno y Correa se estrechaban las manos en la época de transición ¿Faltó transparencia?

Hubo algunos síntomas desde las elecciones seccionales. 2014 fue una alerta cuando se perdieron algunos gobiernos locales. Eso nos llevaba a ser críticos y autocríticos. Uno de los temas era evaluar el proceso (luego de las derrotas). Esa alerta no tuvo ningún tratamiento y llegamos a las elecciones presidenciales con dificultades para ganar. Otra vez cerrar los ojos, no escuchar, implicará a lo mejor que lleguemos a otras elecciones en las que inclusive el proceso se quede atrás. Los abrazos son expresión de unidad, pero también deben traducirse en hechos concretos. Hay otro estilo y hay otros contenidos.