Asambleísta Javier Cadena analizó la situación del país

El asambleísta Javier Cadena, a través de Pulso Informativo de ENTV, hizo un llamado a los ecuatorianos a mantenerse unidos, solidarios y propositivos más allá de las acciones de las autoridades nacionales.

Cadena fue claro y concreto. Aseguró que los actos de corrupción expuestos en plena crisis sanitaria, no deberían tener perdón de Dios ni de la ley.

“Lastimosamente, la pandemia de corrupción que vive el Estado y el olvido de los entes judiciales ha permitido que ciertas autoridades se aprovechen del dolor ajeno para sacar su parte”, señaló Cadena ante las denuncias por sobreprecio de mascarillas y fundas para cadáveres.

Calificó de “miserables” a quienes se llevan el dinero camuflado en contratos de emergencia cuando Ecuador tiene más de 8 millones de ciudadanos que viven del día a día y debido al Covid19, no tienen cómo llevar el sustento al hogar. Por ello, en sesión virtual y por oficio, reclamó al ministro Iván Granda sobre las raciones y el bono de emergencia que no llega a la población, ya que muchos están fuera de la base de datos.

Participación
Al indagarle sobre la acción fiscalizadora que tiene los Asambleístas, señaló que el correísmo y el morenismo han “instaurado un sistema jurídico cerrado”. “La Asamblea ha sido corresponsable con un andamiaje regulador politizado que en su momento, hizo todo el engranaje jurídico” que, a decir de Cadena, “solapó la corrupción”.

El presidente Lenin Moreno presentó leyes de materia económica urgente; una de ellas, de Apoyo Humanitario. El Asambleísta por Carchi considera que se debe canalizar el 2% en aquellos que poseen un patrimonio superior a USD 500 000, “pero no a los pobres o a los maestros que incluso, ni siquiera reciben el incentivo jubilar”. También debería gravarse dicho impuesto a banqueros y paraísos fiscales.