Asamblea Nacional destituye a Ana Galarza con 91 votos

Quito. Con 91 votos afirmativos, 25 negativos, cero blancos y 10 abstenciones, la Asamblea Nacional destituyó a la asambleísta de CREO, Ana Galarza. La moción por su destitución fue presentada por el legislador Ronny Aleaga una vez conocido el informe de la Comisión de Investigación. Sobre la misma, el asambleísta Juan Cárdenas solicitó una reconsideración que fue negada con 88 votos.

El Pleno de la Asamblea Nacional sesionó este jueves 7 de febrero con el objetivo de conocer los informes preparados por la Comisión Multipartidista que investiga el caso de la asambleísta Ana Galarza a quien se la acusa de los delitos de concusión, enriquecimiento ilícito, uso doloso de documentos públicos y arrogación de funciones. Tras la intervención de varios legisladores, la primera vicepresidenta de la Asamblea, Viviana Bonilla, dispuso votar la moción para no destituir a la asambleísta. Con 34 votos positivos, 47 negativos y 43 abstenciones la Asamblea Nacional no apruebó dicha propuesta. La Comisión de Investigación estaba suscrita por Raul Tello y Lourdes Cuesta.

Durante el Pleno número 576, que se instaló con 125 legisladores presentes, una de las primeras personas en intervenir fue Raúl Tello, presidente de la Comisión Multipartidista, quien señaló que no hay motivo para destituir a la asambleísta de CREO y sugirió una sanción administrativa. Según Tello, su investigación se realizó con base a la supuesta gestión de cargo público por parte de la asambleísta. La legisladora por Azuay, Lourdes Cuesta también intervino en la sesión.

Por su parte, Amapola Naranjo, asambleísta por Pichincha, señaló que en este caso se cometió un cúmulo de irregularidades que son causales de destitución. “La lucha contra la corrupción no es negociable, la Asamblea debe dar ejemplo del cumplimiento irrestricto de la Ley”, recalcó.

Con la intervención de Naranjo coincidió Ronny Aleaga, uno de los legisladores denunciantes. Él manifestó que no se trata de una simple falta administrativa y que desde la Asamblea Nacional no se puede dejar pasar temas como piponazgo o falsificación de firmas. “Aquí se vulneró la Ley Función Legislativa y eso se debe sancionar con destitución”.

Posteriormente, la asambleísta Galarza aclaró que la denuncia presentada por Aleaga se refiere a una supuesta gestión de nombramiento de cargo público, pero que ella nunca solicitó que Lenin Rodríguez sea contratado. Señala que él la incluyó como referencia laboral en su hoja de vida. En su intervención reconoció su error y ofreció disculpas al país y al Legislativo. Para Galarza esta falta es causal de sanción administrativa, mas no de destitución.

Una vez conocida la violación final se procedió a clausurar la sesión en el Pleno.