Asamblea Nacional aprobó Ley de Simplificación y Progresividad Tributaria

Quito. Con votos 83 afirmativos, la Asamblea Nacional, en la sesión 637 del Pleno, aprobó el proyecto de Ley de Simplificación y Progresividad Tributaria, calificado de urgente en materia económica, el cual se remitió el 21 de noviembre y el plazo para su tratamiento concluye el viernes 20 de diciembre.

El asambleísta Daniel Mendoza, titular de la Comisión de Régimen Económico, en calidad de ponente, reiteró que el documento contribuye a darle estabilidad económica al país, afianzar la dolarización, efectivizar una redistribución equitativa y solidaria de la riqueza. Hoy, “está en juego el concepto de que quien tiene un poco más pueda aportar más y quien no tiene nada reciba esa mano amiga”, aseguró.

OBJETIVOS Y BENEFICIARIOS

El proyecto tiene como objetivos: fortalecer la política fiscal, promover el emprendimiento y la actividad de exportación en el país, así como instaurar un régimen tributario simplificado que facilite a la ciudadanía el cumplimiento de sus obligaciones.

Por única vez, se determina la reducción del 10 % del Impuesto a la Renta para los contribuyentes afectados por el paro nacional, domiciliados a septiembre de 2019 en las provincias de Imbabura, Bolívar, Chimborazo, Tungurahua, Cotopaxi, Cañar, Loja, Azuay y Carchi, cuya actividad económica principal sea la agrícola, ganadera, agroindustrial y/o turismo.

Dispone que en el plazo de 90 días el Ministerio de Educación levante un catastro de educadores comunitarios para presentarlo al IESS, a fin de que, cumpliendo el dictamen de la Corte Constitucional, se proceda en el 2020 al pago de obligaciones pendientes.

Establece la remisión del 100 % de intereses, multas y recargos derivados de créditos educativos y becas; el 100 % del capital, intereses y multas, correspondientes al copago o cualquier obligación de pago o aporte derivado de los programas de vivienda de emergencia destinados a los damnificados del terremoto del 16 de abril de 2016.

Perdona los intereses y recargos para los sectores agrícola, pecuario y pesquero, que hayan contratado créditos con la Corporación Financiera Nacional y BanEcuador hasta por 100 mil dólares de capital inicial.

Se da paso a la exención de aranceles a los ecuatorianos en el exterior para el envío de paquetería con bienes de uso familiar, cuyo peso lo regulará el Servicio de Aduana.

Fija la transferencia de forma directa de las asignaciones a la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (SOLCA), a través de cuentas especiales del Banco Central. Así mismo, la adquisición de glucómetros, lancetas y marcapasos pagará 0 % del impuesto al valor agregado (IVA).

Con el fin de evitar la evasión tributaria, se adoptan estándares internacionales respecto de los límites a la deducibilidad de intereses pagados en créditos entre partes relacionadas. En la línea de otorgar mayor flujo y liquidez a los contribuyentes, se elimina el anticipo del impuesto a la renta.