Asamblea convoca a autoridades de justicia por fuga de Alvarado

Quito. La Asamblea Nacional convocó para el próximo jueves 25 de octubre a las autoridades de justicia y seguridad a una sesión del pleno del legislativo, para que expliquen sobre la fuga del país del exministro de Turismo Fernando Alvarado, investigado en un caso de supuesta corrupción.

Con el voto unánime de 113 legisladores presentes, la Asamblea convocó al fiscal general del Estado, Paúl Pérez; a la ministra del Interior, María Paula Romo; al titular en funciones de Justicia, Paúl Granda, y al secretario de Comunicación, Andrés Michelena.

Asimismo, a las exministras de Justicia Rosana Alvarado y Lady Zuñiga, al comandante de la Policía, Nelson Villegas; al director del Servicio de Seguridad Ciudadana ECU-911, Ruben Robayo; y al director del Centro de Control de Inteligencia Estratégica, Jorge Acosta.

La comparecencia busca que las autoridades expliquen “todas las acciones u omisiones que, dentro de sus competencias, han realizado en el caso del ahora prófugo de la justicia, Fernando Alvarado”, señala un comunicado difundido hoy en al web de la Asamblea.

Y es que Alvarado, que fue también secretario de Comunicación durante el Gobierno del expresidente Rafael Correa (2007-2017), fue sometido a usar un grillete electrónico de rastreo, como una media cautelar ordenada por un tribunal que lo investiga por supuesta malversación de fondos públicos.

La comparecencia de las autoridades al pleno de la Asamblea fue planteada por la legisladora oficialista María José Carrión, quien recordó que sobre Alvarado pesan once informes con presunción de responsabilidad por irregularidades, por parte de la Contraloría General (Tribunal de cuentas) del Estado.

Además, Carrión dijo que las exministras de Justicia deben explicar sobre el sistema de grilletes de rastreo y si son mecanismos eficaces en el marco de la aplicación de medidas cautelares dispuestas en los tribunales.

Asimismo, la legisladora criticó opiniones de una supuesta “persecución política” contra colaboradores del anterior Gobierno de Correa y que haya sido por esa razón que Alvarado fugó para pedir asilo en otro país.

“Aquí hay once investigaciones y lo correcto era que se quede y responda ante las autoridades, no hablar de una supuesta persecución política”, insistió Carrión.