Arturo Fuentes: Estamos recuperando el prestigio de EMAPA-I

protagonistasHa transcurrido un año tres meses desde que el ingeniero Arturo Fuentes Ruales asumió la gerencia de la Empresa municipal de agua potable y alcantarillado de Ibarra (EMAPA-I). Ayer, el profesional ibarreño estuvo en el programa “Protagonistas” de radio Los Lagos, en el que abordó distintos temas de interés para la comunidad ibarreña “que no debe tener ninguna duda de nuestro compromiso de entregar agua de calidad para el consumo humano”. Fue muy crítico con los dos últimos exgerentes.

¿Qué ha significado este tiempo como gerente de la empresa?
La experiencia que he tenido como gerente de EMAPA-I, realmente ha sido muy enriquecedora y me ha permitido desarrollar alrededor de 74 proyectos y al mismo tiempo alrededor de 150 obras de agua potable, alcantarillado y medio ambiente.

¿Por qué salió de EMAPA-I?
Yo fui funcionario de la empresa desde 1981. En 1992 me nombraron gerente comercial y en el 2009 me sacaron de las funciones, aduciendo que yo era funcionario de libre remoción, cuando en verdad yo era en esa época gerente comercial provisional.

¿En que gerencia ocurrió eso?
En la gerencia del ingeniero Patricio Mantilla

¿Hubo alguna carga política para ello?
Yo no sé. Pienso que cada gerente quiere trabajar con su equipo y vieron que tal vez yo no era la persona adecuada y me sacaron ilegalmente.

¿Ganó un juicio, verdad?
Así es, lo gané y cuando gané el juicio era justo la época en que podían nombrar un nuevo gerente y fue el alcalde Alvaro Castillo quien me pidió que colabore y lo hice encantado porque yo sí conozco a la empresa en su totalidad y fue la oportunidad para un ibarreño que quería servir a su ciudad.

¿Su trabajo cómo se desarrolló?
Antes del 2009 yo había asesorado a unas 45 empresas a nivel nacional en la parte comercial, nos pedían ayuda y creo que nos pusimos al nivel de Quito, Cuenca, Guayaquil.

Podría decir que EMAPA-I ahora es un ejemplo a replicar en cualquier parte del país…
Eso yo lo puedo decir que es ciento por ciento acertado. Nos hemos puesto la camiseta como se debe, entregándonos, porque nosotros no tenemos horario. Considero que estamos recuperando el prestigio de la EMAPA-I.

¿Cómo encontró a la EMAPA-I?
Me dio pena, porque todas las fortalezas que teníamos como “Guardianes del agua” y el acercamiento a la comunidad había desaparecido. Algo que me asombré y me dolió cuando llegué es que no sabían que porcentaje de agua no contabilizada teníamos.

Pero eso era elemental…
Esa es una herramienta tremenda de medición, pero no se conocía cuánto de agua se estaba produciendo y cuánto se estaba vendiendo, porque estaban dañados los macromedidores.

¿Eso le impresionó?
Lo impresionante es que cuando llegué y pregunte por el macromedidor, nadie me supo dar la respuesta y todo era pretexto. Me decían creo que está en gerencia, creo que está dañado y cuando insistí en saber por qué, era que solo faltaba un par de pilas. Era increíble.

¿El exgerente Patricio Aguirre no tenía una visión técnica de las cosas?
Realmente no. Posiblemente en la parte administrativa, en recurso humanos quizá tenía su conocimiento porque venía con experiencia en la parte eléctrica, pero lo que necesitábamos acá era un perfil técnico para EMAPA-I.
¿La EMAPA-I es solvente aún, sin aumento de tarifas?
La empresa sigue, se mantiene, está equilibrada, pero las necesidades son tremendas.