Artesanos planean armar obra maestra

Artesanos de San Antonio de Ibarra, pequeña parroquia localizada a 6 kilómetros de Ibarra, tienen planeado realizar algo excepcional, que es la talla de la escultura de San Antonio de Padua, de 25 mil libras con una altura de 15 a 18 metros, con la cual pretenden conseguir un galardón mundial que es un récord de Guinnes. San Antonio es el patrón de esta pequeña pero muy diligente parroquia en donde sus habitantes se destacan por la habilidad para trabajar con madera. Ya sus trabajos han ganado fama internacional, por lo cual la obtención de un récord Guinnes por la imponente estatua que trabajarían sería muy posible, y la obra se constituiría en la estatua más alta del mundo tallada en madera, para orgullo de todos los imbabureños y ecuatorianos. El Frente Cultural de la parroquia San Antonio fue el promotor para la realización de la escultura, la cual se la trabajará en madera de pino, y se invertirá aproximadamente 100 mil dólares, cantidad en la cual no consta la mano de obra de los artesanos que tallarán la grandiosa obra. La realización de la obra será un reto bastante difícil para los artesanos de San Antonio de Ibarra, pues necesitará el apoyo profesional de muchas otras personas para llevar a cabo la ejecución de la misma como ingenieros para el cálculo estructural, arquitectos y muchos otros profesionales que apoyarían en dar vida a este magnífico proyecto, además del soporte económico del sector privado, y del autofinanciamiento para cumplir con un sueño tan difícil.