Artesanos de la Esperanza y Angochagua participan en convocatoria de la Unesco

bordadorasIBARRA. La Esperanza y Angochagua son dos parroquias del cantón Ibarra conocidas por sus famosas bordadoras; estas y los artesanos que se dedican a elaborar artículos de cuero y madera son parte de la convocatoria al reconocimiento de la artesanía andina por parte de la UNESCO.

PROPUESTA. Este sector imbabureño tiene encantadores paisajes, una riqueza cultural, historia y mucho color, y precisamente estos elementos inspiran a sus artesanos a realizar sus creaciones llenas de arte y color, en las cuales la herramienta principal son sus manos.
Antes que los diseños elaborados en madera, cuero y bordado sean enviados a la convocatoria de la UNESCO, cuyo plazo culminó el 15 de abril de 2014, hay un año de preparación como la capacitación en nuevas tendencias tecnológicas. Para dar este paso contaron con el asesoramiento de diseñadoras en la línea artística y textil, explica Julia Cruz, coordinadora del proyecto “Centro de Negocios y Servicios para la Sostenibilidad Artesanal Tradicional”.
Comentó que a través del reconocimiento a la excelencia artesanal, también se destaca el trabajo que realizan hombres y mujeres quienes generan recursos económicos que han aportado al cambio de vida para sus familias.
PROYECTO. Desde hace más de un año las parroquias de La Esperanza y Angochagua se unieron para accionar el proyecto “Implementación de un Centro de Negocios y Servicios para la Sostenibilidad Artesanal- Tradicional”. Ambas parroquias aportan con mano de obra artesanal en bordado, arte en cuero y madera.
Los artesanos de esta zona trabajarán en este proyecto durante 18 meses. El programa es financiado por la Corporación Técnica Belga y los gobiernos parroquiales de La Esperanza y Angochagua. Además reciben el apoyo del Programa de Desarrollo Rural del Norte del Gobierno Provincial de Imbabura.
Julia Cruz, expresa que con la finalidad que el proyecto se vuelva sostenible cuando concluya el apoyo de los auspiciantes se ha conformado la Asociación “Yachay Sarunmaky” (conocimiento ancestral a mano), organización responsable de continuar con el proceso de desarrollo.
BENEFICIARIOS. Este proyecto que inició en marzo del año pasado para la elaboración y venta de artículos en las líneas de bordado, madera, cuero y alfarería, está conformado por 100 beneficiarios que habitan en las parroquias de Angochagua y La Esperanza. La parroquia de Angochagua tiene 6 comunidades, mientras que La Esperanza tiene 4 barrios y 12 comunidades. La mayoría de artesanos que participan de este proyecto son mujeres, quienes a base de este trabajo artesanal son el sostén de sus familias. Esta actividad la complementan con el cultivo de sus chacras.

RECONOCIMIENTO UNESCO. El Reconocimiento de Excelencia de la UNESCO para la Artesanía es un programa internacional cuyo objetivo es estimular a los artesanos y artesanas a producir piezas de calidad utilizando técnicas y temas tradicionales de manera original, con el fin de asegurarles su permanencia y desarrollo sostenible en el mundo contemporáneo.
El Reconocimiento no es un galardón que se otorgue por la pieza más sobresaliente, es un “mecanismo de aprobación” que reconoce que un producto artesanal o línea de productos cumple con los más altos estándares de calidad, y tiene un carácter “sostenible” en el más amplio sentido de la palabra.

CRITERIOS A CUMPLIR. Los productos artesanales deben cumplir con los siguientes criterios:
Excelencia en el conocimiento del oficio y destrezas,
Autenticidad como expresión de identidad cultural y de valores estéticos tradicionales,
Innovación en el diseño y producción,
Comercialización, posibilidad de comercializar a nivel internacional.
Además de los cinco criterios mencionados, se tomarán en cuenta las siguientes condiciones: respeto por el medio ambiente, y responsabilidad social.

PRESELECCIÓN. La preselección de productos artesanales las realiza el Comité Nacional de cada país participante, considerando un máximo de 30 piezas por país.
El Reconocimiento de Excelencia es otorgado por un jurado internacional compuesto por expertos y expertas en diseño y producción artesanal de alto nivel identificados por la UNESCO, quienes no podrán pertenecer a los países concursantes.

CERTIFICADO. Los artesanos que obtengan el Reconocimiento recibirán un certificado que podrán reproducir para la promoción de sus productos, a fin de respaldar su calidad y autenticidad. Además, las artesanías premiadas podrán ser presentadas en exposiciones y ferias artesanales.