Enardece el arte contemporáneo en obra denominada ‘Raíces’

OTAVALO.- Juliana Plexxo fue invitada para realizar un inmenso mural al que llamará Raíces en representación de las raíces latinoamericanas en la Hacienda Pinsaqui.

Esta hacienda fue construida por primera vez en 1790. Entre sus huéspedes ilustres cuentan el general Simón Bolívar, que pasó temporadas en este lugar. Además de ser el sitio escogido para la Firma del Tratado de Paz y Amistad entre Ecuador y Colombia en 1836.

Sus pasos
Tras el exitoso lanzamiento del mural al que llamó Latinoamérica, en el distrito de arte mundial de Miami: Wynwood, el pasado 14 de enero de 2021 y su exposición en Barcelona España, donde se encuentra radicada, de igual forma, ha alcanzado prestigio en Bogotá y Miami con la colección de arte en movimiento.

Juliana Plexxo cuyo nombre de pila es Juliana García, ha sido uno de los últimos fichajes del legendario Taller 46 de Barcelona España, fundado por Joan Barbará, uno de los grandes artistas españoles y del mundo pioneros en el arte del grabado.

Por allí han pasado algunos de artistas más importantes del siglo XX y XXI como Picasso, Miró, Dalí, Saura, Millares, Dieter Roth, Cuixart, Joseph Beuys, Miquel Barceló, Jaume Plensa o Victor Vasarley, entre otros.

Formación
La artista colombiana se ha formado en este lugar tan especial en la técnica del grabado, actualmente olvidada por las nuevas generaciones a causa de los avances digitales. Todo ello de la mano de los sucesores del maestro Barbará: su hijo Virgili Barbará y su nieto Om Barbará, sus mentores.

Juliana está causando furor en el mundo del arte al combinar esta técnica que se daba ya por perdida con su sello personal. Todas sus obras y grabados nacen de este legendario taller, donde gigantes como Picasso hicieron sus grabados.

“Es un honor para mí ir todos los días al taller y sentir que en el mismo lugar donde me siento estuvieron en su día maestros como Picasso o Miró. El taller me ha abierto la mente, es como viajar en el tiempo”, menciona Juliana.

En la hacienda
Juliana develó un gigantesco mural con inspiración en las raíces Latinoamericanas en el salón principal de la hacienda Pinsaquí.

También se realizó una exposición de sus cuadros, piezas tituladas, Matriada, Pensamiento, Oswaldo (como un tributo a Guayasamín), Van Gogh, El muchacho Inca, Latinoamérica, Los gemelos, Comunión y Raíces.

Artistas locales, conocidos de Juliana, familia, amigos y más apasionados con el arte se dieron cita en esta hacienda para deleitarse con el talento de la artista, misma que en sus obras trata de rescatar la técnica del grabado de un mundo digital que ha absorbido el arte.

Las piezas de la colección raíces, expuesta en esta hacienda, son únicas y terminadas a mano, una vez finalizado el grabado, mismo que consiste en recubrir una plancha pulimentada, generalmente de cobre, con un barniz impermeable a la acción de los ácidos, luego se traza el dibujo con un punzón sobre el barniz dejando al descubierto el metal, la artista menciona que añadía otros elementos como papiro antiguo o componentes de la naturaleza para poner su marca personal en cada pieza.

La artista colombiana pasó su niñez en Ecuador, país que la llena de orgullo y alegría, ya que considera que su esencia y arte representa a las dos culturas.

“Siento un profundo respeto y admiración por la cultura indígena, y poder plasmar eso en cada obra y exponerlo por el mundo me llena de gratitud y satisfacción”, señaló la catalogada artista latinoamericana.