Arte indígena

El color,  las texturas y toda la cosmovisión que se cuenta a través del arte  indígena revelan un sentir y una raíz estética milenarios.

La recreación de un día en la comunidad de la selva, pintado en corteza de árbol o en piel de animal;  el danzante que llega acompañado de su séquito, la leyenda del tío lobo,  los criptogramas estelares, la magia del color en los andes, los códices quelcas o los cien metros por la vida, forman parte de la “galería viajera o muestra artística itinerante” de lo que será en el mes de Octubre la Cuarta Bienal  Intercontinental de Arte Indígena, Ancestral o Milenario; y lo mejor es,  que nuestro país será sede de este encuentro, pues en la ciudad de Quito, en la CCE se darán cita centenares de muestras de artistas plásticos, escultores, video realizadores, músicos, pensadores y gastrónomos de 17 países que intercambiarán experiencias  para mostrar su patrimonio y el espíritu de sus pueblos.

Esta muestra itinerante tiene como misión: recorrer el país y el mundo, para mostrar  en galerías, museos, comunidades  rurales, centros culturales, universidades, etc.; una selección de obras de artistas consagrados y jóvenes talentos de diversos países que estarán presentes en la  IV Bienal. Es un aperitivo para despertar  ese necesario encuentro con nuestras raíces, para entender de dónde venimos y cómo construimos un mestizaje tan diverso. Las respuestas a nuestras tradiciones, el origen de nuestros mitos, los rituales que sobreviven al tiempo y a la modernidad,  los signos y símbolos que acogemos históricamente como herencia de nuestros antepasados, el sincretismo  religioso,  la razón de ser  cultura maíz y tantas otras interrogantes están respondidas a través del arte. En este  momento histórico tecnologizado y vacío es  importante  alentar a los jóvenes a vivir con raíces, facilitar los caminos para que toda su energía se exprese en la danza, el teatro, las artes plásticas.  
Bien por esa búsqueda de nuevas expresiones, por ese trabajo silencioso en la comunidad, por ese laboratorio de artes que nos conduce a incentivar una mejor humanidad.  

Myriam Valdivieso C.
      mival63@yahoo.com