Arotingo dejó la dirección del Centro de Rehabilitación Social

Ibarra. “Los nombres pasan y las instituciones quedan”. La premisa calza en Margarita Arotingo quien tras 13 meses de gestión dejó la dirección de del Centro de Rehabilitación Social de Ibarra, CRS-I.

Su paso por el lugar fue bueno. En lo administrativo logró ejecutar algunos programas en beneficio de los PPL. “Fue una experiencia muy buena, se pudo poner en marcha varios proyectos que están ayudando a los internos”, explicó.

Balance positivo. Los ejes en los que trabajó fueron en áreas como educación, psicología, salud y deporte. Actualmente el CRS-I cuenta con 675 internos.

“Dimos capacitación con profesionales de diferentes instituciones tanto públicos como privadas”, aseguró Arotingo. Actualmente los internos acceden de forma permanente a capacitación, salud, alimentación, recreación y educación.

Nuevo director. Marcelo Merino Ávila es el nuevo director del CRS-I. El funcionario comprometió su apoyo para consolidar y mejorar el trabajo que se viene realizando en la institución. Precisamente Merino recibió la visita de Ricardo Camacho, subsecretario de Rehabilitación Social del Ministerio de Justicia Derechos Humanos y Cultos, visitó el centro carcelario. El funcionario se mostró complacido respecto de las condiciones como se encuentra administrada la entidad.