La dotación de armas llegó hasta Imbabura

IBARRA.- Como parte del equipamiento, a nivel nacional, del nuevo armamento para parte de los miembros de la Policía Nacional, la gobernadora de Imbabura, María Gabriela Jaramillo, realizó la entrega oficial de 67 pistolas Glock de cuarta y quinta generación, con todos sus accesorios, a los uniformados de la Subzona Imbabura.

El evento se desarrolló, con la finalidad de fortalecer las acciones para mantener el orden público y la paz social, en el auditorio Consejo Judicatura de Imbabura. La representante del Ejecutivo en la provincia, manifestó que la dotación de las herramientas de trabajo, serán elementos de protección que los servidores policiales emplearán para garantizar la seguridad ciudadana de todos los imbabureños.

La Agencia EFE informó el último jueves que, por primera vez en más de una década, la Policía ecuatoriana recibe un cargamento de armas de fuego para suplir la carencia de los últimos años, en una ceremonia realizada en Quito y presidida por el presidente Lenín Moreno.

La entrega oficial de 8 424 pistolas a la Policía tuvo lugar en un acto en la Escuela Superior “General Alberto Enríquez Gallo”, en el que el primer mandatario destacó la labor policial y el que, desde 2009, no hubieran recibido dotación de equipamiento, según un comunicado.

“Con una inversión de 3,2 millones de dólares fortaleceremos su trabajo preventivo y operativo, y cubriremos su déficit actual de armas”, manifestó Moreno.

La seguridad ciudadana se ha convertido en uno de los problemas más candentes de los últimos meses en varias ciudades.

El presidente Moreno dijo durante la entrega del equipamiento, que su Gobierno ha hecho un esfuerzo en las difícil coyuntura presupuestaria, pensando en la seguridad de los agentes, en la tranquilidad de sus familias y en la de las familias que ellos protegen.