Argentinas en tanga conmocionaron Ibarra

williIBARRA. Transcurría el  verano del año 1987, cuando se realizó el  Primer Campeonato Sudamericano Femenino de Baloncesto categoría cadetes en Ibarra. Las seleccionadas argentinas fueron las que se llevaron el título ese año, pero también lograron conmocionar y  cautivar al público asistente al coliseo Luis Leoro Franco,  debido a que dieron la vuelta olímpica.

Las integrantes de la selección “gaucha” deslumbraron con su presencia pues su indumentaria era la camiseta y una pequeña tanga en lugar de pantaloneta o lycra.
 
Participantes.  Perú, Colombia, Venezuela, Brasil, Argentina y el anfitrión Ecuador con sus respectivas selecciones juveniles fueron los protagonistas en ese certamen. Los cotejos se disputaron en la cancha del coliseo Luis Leoro Franco desde el 19 de junio de 1987 hasta el 25 del mismo mes.

En ese entonces la  organización del campeonato costó 2 millones 500 mil sucres. El Gobierno Provincial  de Imbabura, que en esa época tenía en calidad de prefecto  a Luis Mejía Montesdeoca, quien también presidia la Comisión Económica,  contribuyó con 500 mil sucres.   

Para ese torneo internacional el coliseo Luis Leoro Franco, administrado por la Federación Deportiva de Imbabura (FDI), sufrió algunos cambios en su estrutura, entre ellos el cambio de parquet y la construcción de cabinas para radio y televisión.

Entre las selecionadas de Ecuador que jugaron ese certamen y que obtuvieron el cuarto lugar estuvieron: Verónica Arteaga, Silvia Santander, Clara Ortíz, Kathelan Andrade, Rocío Asquia y la imbabureña Cecilia Grijalva. El técnico de ese combinado fue Juan Escalante.

Piedad Montalvo, prosecretaria de la FDI y quien desde hace 34 años archiva y cuida como un tesoro toda la información, incluida la relacionada con  el Sudamericano del 87,  explicó “la ciudad se engalanó para  recibir a los visitantes de cinco países y con la colaboración de todos se desarrolló sin problemas el torneo”.
Ella recuerda que todos los partidos jugados en el coliseo Luis Leoro Franco tuvieron gran  acogida  y un lleno total.

Cuando se le preguntó ¿Qué causó en las mujeres de esa época ver jugar a las argentinas solo en tanga?, acotó “digamos que para los hombres especialmente llamaba la atención está indumentaria, pero desde luego, como las jugadoras eran jovencitas estaban bien en su presentación. Bueno a nosotras como mujeres nos interesaba ver el desarrollo del torneo ya que era un Sudamericano”.

Mucha gente que apoyó a las compatriotas en esa época tiene como uno de sus mejores recuerdos las dos victorias conseguidas ante Perú  78 puntos a 53 y  a Colombia por 82 a 56.