Árbitros ecuatorianos mantienen reclamo y no pitan, la Liga Pro y FEF amenazan

Los árbitros profesionales de Ecuador mantuvieron este sábado su reclamo por salarios atrasados y decidieron no pitar los partidos de la fecha, mientras la Liga Pro, que dirige el torneo nacional, y la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) amenazaron al gremio si no reanudan el campeonato.

Por segundo día consecutivo, los árbitros de los partidos programados para hoy decidieron no pitar los encuentros, como medida de presión para que la Liga Pro se ponga al día en el pago de sus salarios.

Ellos reclaman cerca de un millón de dólares que debe pagar la Liga Pro por los salarios de mayo, junio, julio y agosto.

La medida inició ayer, viernes, cuando la Liga Pro decidió reanudar el torneo nacional suspendido el pasado 30 de agosto por la triple fecha FIFA de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Catar 2022.

El presidente de la Liga Pro, Miguel Ángel Loor, aseguró el lunes pasado que no cederían “a la amenaza” de paro del gremio arbitral, pero los árbitros no se presentaron al primer partido de la séptima fecha de la segunda fase, que debía disputarse ayer entre Técnico Universitario y Manta FC.

Según el presidente Loor, se intentó nuevamente llegar a un acuerdo, con la oferta de cancelar unos 200.000 dólares, pero los árbitros no aceptaron y tampoco se han presentado este sábado para el enfrentamiento entre Orense y Guayaquil City, el primero de los tres partidos programados para hoy.

Por su parte, el presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), Francisco Egas, solicitó a la Comisión de Arbitraje de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) que “no considere la participación de los árbitros ecuatorianos en eventos internacionales, incluyendo las candidaturas para las Listas internacionales de árbitros de la FIFA 2022”.

En un comunicado de la FEF, Egas recordó “que los árbitros y asistentes FIFA, de primera categoría Serie A y B del fútbol ecuatoriano, han decidido paralizar sus actividades arbitrales, rehusándose a dirigir los encuentros del campeonato Liga Pro, en ambas series”.

Los árbitros han asegurado a los periodistas que ya son varias las ocasiones en las que la Liga Pro se comprometió a pagarles y que no les cumplió, por lo que ahora exigen la cancelación total de la deuda para, de inmediato, presentarse a pitar los partidos del fútbol profesional ecuatoriano.

La Liga Pro organiza por tercera temporada consecutiva el campeonato ecuatoriano con el aval de la FEF.

La primera fase del torneo la ganó Emelec, y el Independiente del Valle es el líder actual, con 16 puntos, disputadas las seis primeras fechas de las quince que comprende la fase.