Aranceles producen beneficios a quienes practican deportes

Ibarra. “Hemos tomado esta noticia con mucha alegría porque esto nos va a beneficiar tanto a los comerciantes como a los compradores”, dijo Cruz Guamaní propietaria de Calzado Livita, luego de la decisión del Gobierno sobre reducir aranceles al calzado técnico especializado e implementos deportivos.

Importante. En el caso del calzado técnico incluye zapatos para atletismo, fútbol, tenis, baloncesto, gimnasia entre otros. Y en los implementos deportivos son los cascos, pelotas, raquetas y bicicletas de materiales no ferrosos.

Ramiro Aguilar, presidente de la Cámara de Comercio de Ibarra, mencionó que los aranceles son recargos que se establecen por ley y por acuerdo ministerial respecto a ciertos productos que ingresan al país.

Agregó que los efectos de la desgravación arancelaria no son inmediatos porque las personas que tienen en venta este tipo de artículos ya se abastecieron de mercadería, es decir que aún siguen manteniendo los precios con los anteriores impuestos.

Acotó además que con esta medida se incrementa el consumo de estos artículos deportivos a favor de quienes practican el deporte.

Cruz Guamaní dijo que se encuentra muy contenta ya que los aranceles del país son demasiado altos y con esta normativa les ayudará para la venta de sus productos deportivos.

Puntualizó que los clientes van a aumentar, y eso les ayuda como comerciantes porque viven de las ventas.

De igual manera, Marcelo Brucil, propietario de El Kimono, enfatizó que es una parte muy beneficiosa para los propietarios de almacenes de ropa deportiva, pero dijo que hace falta mucha información para los ciudadanos ya que algunos clientes piensan que como ya salió esta notificación, todos los artículos que están en menos precios.

“Esto no es así porque la mercadería que tenemos nosotros compramos con los anteriores precios, los proveedores aún no nos dan los nuevos precios para las cosas que vendrán en un futuro”, acotó Brucil.

Con esta decisión finalizó que podrán tener mayor flujo de productos siempre y cuando los precios sean convenientes para los comerciantes.