Aprehendidos con armas no letales y municiones

En un comunicado oficial, el comandante de la Zona 1, coronel Pablo León, informó sobre la aprehensión de dos ciudadanos, quienes fueron identificados como sospechosos de comercializar armas de fuego traumáticas (no letales), por lo que fueron puestos ante la autoridad competente.

El operativo fue ejecutado por los miembros policiales de la Dirección General de Inteligencia, quienes dieron a conocer que tenían conocimiento que los sospechosos estarían portando armas de fuego, sin embargo en la detención comprobaron que se trataban de armas no letales.

De inmediato los efectivos policiales efectuaron un registro corporal a los ciudadanos y encontraron en su poder: nueve armas traumáticas, 18 cargadores y 500 cartuchos 9mm de goma.

El hecho fue informado de inmediato al fiscal de turno en el cantón, quien dio luz verde para la aprehensión de los dos involucrados.

En el comunicado no se identifica a los sospechosos y tampoco se conoció si registrarían antecedentes penales, sin embargo se comprobó que fueron trasladados hasta una casa de salud de la localidad, donde obtuvieron el certificado médico que legalice su aprehensión e ingreso al Centro de Detención Provisional de Tulcán, antes de ser llevados ante la autoridad competente durante la audiencia de calificación de flagrancia.

¿Es delito?
El artículo 360 del Código Orgánico Integral Penal sanciona la tenencia y porte de armas, que consiste en el derecho a la propiedad legal de un arma que puede estar en determinado lugar, dirección particular, domiciliaria o lugar de trabajo, para lo cual se requiere autorización de la autoridad competente del Estado.

La persona que tenga armas de fuego sin autorización, será sancionada con pena privativa de libertad de seis meses a un año, sin embargo no detalla que clase de sanción sería emitida a quienes tenga en su poder o se encuentren comercializando armas de tipo no letal, como los hoy detenidos.