Les aplicaron la justicia indígena por una presunta infidelidad

Un presunto caso de infidelidad fue resuelto, tras aplicarles a los involucrados la justicia indígena. El hecho se registró la madrugada del último martes en la comunidad de Pigulca, en la zona rural del cantón Otavalo.

LOS DETALLES
Según se desprende del parte policial, los uniformados del Móvil Cascada-Montaña avanzaron hasta el sitio luego de que el ECU 9-1-1 le informara que en el lugar estarían aglomeradas unas 30 personas. Al arribar al lugar una mujer de 42 años les manifestó que su esposo, identificado como Isauro C., de 43 años de edad, intentó ingresar a la casa violentando las seguridades, y sus hijos se opusieron.

Al inmueble llegó una mujer de 50 años, identificada como Rosa M., para ayudar al hombre, y entre ellos existiría una relación extramarital, por lo que fueron retenidos por los comuneros.

INCUMPLIMIENTO
Según los comuneros del sector, los ciudadanos ya habrían firmado un acta en donde se comprometían a terminar su relación sentimental y alejarse, sin embargo habrían incumplido con el acuerdo, por lo que se les realizó el ajusticiamiento, únicamente con un baño ritual en un río de la localidad, y no con latigazos como se realiza frecuentemente, para evitar que sean trasladados hasta una casa de salud, en donde correrían el riesgo de ser contagiados con Covid-19.