Aplicaron justicia indígena por robo de ocho llantas

Otavalo. Tres personas fueron castigadas por una decisión de la asamblea comunitaria de Mariscal Sucre. Los sujetos fueron encontrados culpables del robo de llantas de una mecánica ubicada dentro de la jurisdicción de la comunidad.

Los hechos. A las 00:00 del domingo, un transportista de Sanagtransmix, que laboraba en el redondel de esta comunidad, perteneciente a la parroquia González Suárez, observó a los tres ciudadanos sustrayéndose 8 llantas de la mencionada mecánica. El conductor alertó a los vecinos y lograron detener a uno de los ciudadanos. Los otros dos se dieron a la fuga, pero durante las indagaciones realizadas por la asamblea de la comunidad, durante la madrugada del mismo día, se logró dar con el paradero de los otros implicados, uno en Carabuela y el otro en Punyaro. A las 07:30 los tres sujetos se encontraban en la casa comunal. Horas más tarde inició la asamblea que, concluidas las investigaciones, determinó que los ciudadanos eran culpables de robo.

Castigo. Los detenidos tuvieron que caminar descalzos, vistiendo solamente ropa interior y cargando llantas llenas de pesadas piedras, desde el redondel de González Suárez al centro parroquial y regresar hasta la vertiente Pogyo pamba de la mencionada comunidad. En este lugar los sujetos suplicaron perdón a sus familiares, que estaban presentes, y a toda la comunidad. “Los detenidos recibieron un baño de purificación. Esta es una advertencia de la comunidad para quienes piensen hacer sus fechorías”, dijo Mirian Cabascango, habitante de la comunidad.