Aplicaron justicia indígena por intentar robar aguacates

Cotacachi. Cansado de que le roben los aguacates de su plantación, un ciudadano de 45 años de edad decidió hacer una guardia nocturna en su propiedad, ubicada la comunidad de Quitumba, en la parroquia de Imantag.

A las 22:30 del último miércoles, se percató que al lugar llegó un vehículo de donde se bajaron tres personas e ingresaron de inmediato a su plantación, los sospechosos, al notar su presencia, huyeron en precipitada carrera. Luego de varias horas ubicó al automotor en el mismo sector, y con la ayuda de varios comuneros, lo interceptaron.

Detalles. En el automóvil se encontraban tres personas, identificadas como Saira Cleotilde D., María Eloisa C. y Luis Antonio S., quienes manifestaron que se encontraban dirigiéndose hasta otra propiedad para realizar una carrera, y por el desconocimiento de la vía, terminaron en dicho sector.

Sin embargo los dirigentes y comuneros no creyeron dicha versión y decidieron bañarles con agua y fría y ortigarles en el estadio de la parroquia, como parte de un ajusticiamiento indígena.

Al sitio también arribaron miembros de la Policía Nacional, quienes fueron testigos del accionar de los habitantes del sector.

Hechos. Los sospechosos firmaron un acta de compromiso, en donde daban su palabra de no volver a acudir al sitio. Mientras se realizaba el procedimiento como castigo, una mujer llegó al lugar y dijo que hace varios años es víctima del hurto de aguacates en San Antonio de Ibarra.

Al conocer de la aprehensión de los ciudadanos, dio la placa y el color del vehículo en el que circulan y luego les identificó plenamente como las personas que ingresan a delinquir en su propiedad.