Aparece otra víctima de presunto estafador denuncia perjuicio económico

Ibarra. Las denuncias a este medio en contra del ciudadano J.C.S., siguen sumando de forma física, ya que en la página del Consejo de la Judicatura existen decenas de otras más en contra del mismo sujeto.

Con el testimonio que presentamos hoy, ya son tres las personas que han decidido denunciar personalmente o dar a conocer lo que ellos consideran es una estafa cometida por el ciudadano J.C.S.

Breve antecedente. “Yo fui estafado en el 2015… Este ciudadano me engañó, me dijo que me iba a vender un vehículo, que supuestamente traía de Es-tado Unidos.. yo le di 8 mil dólares y hasta la fecha no he recibido ni el dinero y mucho menos el vehículo. El carro que me vendía era una Ford Explorer”, dijo la semana anterior a este medio Carlos Padilla.

“Yo espero que se haga justicia, ya que este señor identificado como J.C.S., anda estafando desde hace algunos años atrás, y no solo es mi caso, yo tengo conocimiento de algunos casos más… lo mío fue en agosto de 2017, fue mi hijo el que le pidió un vehículo en ese entonces un Hu-mmer que en ese entonces costaba aproximadamente 40 mil dólares, es así que nosotros le dimos a este señor un anticipo de 15 mil dólares, para esto inclusive se firmó una constancia en la Notaría. El plazo para entregarnos el carro era de 90 días, pero jamás cumplió”, dijo Édison Y., otro de los afectados.

Pero hay otro afectado. Ayer con EL NORTE se contactó el ciudadano Paúl M., quien dijo también haber sido víctima del ciudadano J.C.S. “Yo fui afectado económicamente en un supuesto negocio de “desaduanizar” unos supuestos celulares y televisores provenientes de Colombia. Yo fui afectado con la cantidad de 2 500 dólares, yo le entregué en efectivo y personalmente el dinero a este sujeto”, dijo.

“Mire en mi caso el negocio consistía en lo siguiente: “Él era un supuesto comerciante, al final en la investigación no tenía ni RUC, ni matrícula de comercio, me ofreció ser inversionista dentro de un supuesto lote de 50 celulares y demás aparatos eléctricos, al final él debía entregar 10 equipos celulares, más el retorno de la inversión de los 2500, cosa que jamás se concretó, al final le cobré el dinero y el me insultaba por lo que tuve que seguir dos procesos, uno por calumnias y otro por injurias, más una denuncia de estafa en la Fiscalía de Ibarra”, dijo el ciudadano quien al momento se encuentra en la ciudad de Quito. “Si usted busca en la página de la Judicatura, este sujeto tiene muchos procesos en su contra por estafas y abusos de confianza”, dijo el ciudadano.