“Antes de quitarse la vida estaba muy deprimido…”

Ibarra. Héctor R. la semana anterior decidió quitarse la vida.

El joven de 27 años de edad se desempeñaba, en esta ciudad, como agente de control (policía municipal).

Desde el día de su muerte muchos rumores se han dado en torno al tema.

Casi ocho días después del trágico hecho, su conviviente sale a la luz y menciona qué es lo que posiblemente fue la causa para que su compañero de vida tome la fatal decisión.

Testimonio. Mónica R. contó a Diario EL NORTE que se separó de su anterior pareja desde hace ya casi 5 años, y que luego formalizó una unión libre con Héctor R.

“En el tiempo que pudimos vivir juntos existieron personas que prácticamente no nos dejaban vivir en paz, a mi esposo le decían tantas cosas sobre mí y bueno pues, yo la verdad no había cometido ninguna de esas cosas que a él le decían (presunta infidelidad). Unos cinco o seis meses vivíamos en Checa, provincia de Pichincha, luego le salió el trabajo aquí en Ibarra y venimos para acá”, dijo la madre de dos hijos.

“Por tantas cosas que pasaban, y que ciertas personas se oponían a que seamos felices, él (Héctor) en varias ocasiones mencionaba y hasta amenazaba con quitarse la vida. Una vez, estando en estado etílico quiso lanzarse con su moto a una quebrada por el sector de Los Soles, yo con mi hijo evitamos eso. A veces tenía esas reacciones de inclusive golpearse”, dijo la ciudadana, quien jamás pensó que su compañero de vida llegue a tomar la fatal decisión.

Lo sucedido. “El martes de la semana anterior se fue a jugar fútbol con mi hijo, el de 13 años, yo estaba estudiando y luego me fue a traer. Le vi algo raro.
Mi hijo dijo que mi esposo había discutido con alguien, ya cayó la noche y él seguí así, yo le pregunté: ¿qué le pasa? y me dijo que tenía problemas y deudas”.

La mujer relató que amaneció “y estábamos en miércoles en la mañana y continuaba como enojado, esos días mi sobrina también estaba viviendo con nosotros. Les dije vamos al centro para evitar peleas con el “Dany” (fallecido), sin embargo le manifesté: mijo vamos donde doña Lola (vecina), pero no quiso, entonces le dije que ya queda cocinado que si desea que coma”.

A las 3 de la tarde ya me fui a estudiar, porque estábamos en exámenes, regresé a las casa a las 20:30 más o menos, entré a la casa y había estado tomando solo, dice la ciudadana.

Se fue a la casa de la vecina. “Fue en ese momento en que estaba tomando que me alzó a ver pero medio raro, tanto que me dio miedo la verdad, es por eso que mejor me fui al cuarto de mi hijo. A esa hora creo ya ha de ver sido las 21:00, luego mis hijos querían salir a jugar básquet al parque, yo nuevamente intenté llevarle con nosotros, pero él se negó. Entonces salimos y al regresar vimos que seguía adentro de la casa, conversaba e insultaba como que estaba discutiendo con alguien, pero estaba solo y tomando”.

Entonces con mis hijos y mi sobrina decidimos irnos nuevamente al parque y luego le pedimos a un policía que nos lleve a la casa de la señora Lola, una vecina que vive en el sector de Los Soles, para irnos a dormir donde ella, contó con tristeza la mujer.

La escena fatal. “El señor policía nos acompañó pero antes pasamos por la casa, el policía no iba a detenerle ni nada, solo quería ir hablar para que mi esposo esté tranquilo, señaló.

Yo entré a la casa y le dije ven un rato y me quedó viendo mal, el señor policía trató de persuadirle que se tranquilice, pero “Dany” estaba más enojado y hasta puso las manos atrás y dijo que le espose. Al ver eso el policía decidió retirarse y nos llevó a donde las vecinas a Los Soles y mi esposo se quedó solo y nosotros amanecimos allá donde la vecina, precisó Mónica.

Al otro día, a lo que llegamos en la mañana, abrí la puerta y había estado atrancada con una escoba, logré entrar y mi esposo había estado colgado con una soga. Le cogimos con mi hijo pero ya estaba sin vida. De la desesperación lo primero que hicimos es cortarle la soga. Yo traté de reanimarlo pero estaba frío. Enseguida llegó la Policía y luego llegó la familia de él, eso es lo que realmente sucedió, no son las cosas como dicen”, concluyó.