ANT atenderá fines de semana y ‘ojo’ con las licencias caducadas

IBARRA.- La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) adoptó nuevas medidas para atender a los usuarios que necesitan obtener una licencia de conducir.

En el caso de Imbabura ya se está haciendo la planificación de atención a los usuarios, entre las que constan de que las oficinas de la ANT puedan atender también los fines de semana.

Las medidas adoptadas.
Las licencias que caducaron desde el 1 de enero del 2020 tienen validez hasta el 30 de junio de 2021. La validez de los documentos requeridos para la solicitud de la licencia de conducir se extiende hasta el 30 de junio de 2021.

En estos meses, usted puede presentar a los agentes de tránsito que hace los controles los siguientes documentos: Pago original de la especie, turno obtenido de la página web de la ANT, licencia caducada; o denuncia por pérdida o robo, además, el director de la ANT aseguró que no es necesario que los ciudadanos madruguen a realizar fila para ser atendidos, dijo que la atención es inmediata.

En Imbabura.
“En estos días ya vamos a empezar a realizar la planificación para empezar a trabajar los días sábados, claro dependiendo de la demanda, es casi seguro que este 28 de noviembre vamos a atender a las personas. Es importante que está en vigencia la resolución 060 en la cual las personas que tienen caducada su licencia en el 2020 y presentando su turno impreso en la ANT, con el pago original y la licencia caducada esa persona sí puede circular”, dijo Fabián Arias, director provincial del ANT, en la provincia de Imbabura.

Arias recordó que la resolución establece que solo para quienes su licencia se caducó entre el 1 de enero de 2020 hasta el 31 de diciembre del mismo año pueden circular con su licencia caducada hasta el 30 de junio de 2021, siempre y cuando tengan el turno.

Las personas cuyos documentos caducaron en el 2019 tendrán que pagar la sanción que lo estipulen los entres de control.

Algo a nivel nacional.
Las claves de acceso al sistema informático de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) fueron vulneradas. Mientras el personal estaba confinado por temor al Covid-19 y todas las oficinas permanecían cerradas, ciberdelincuentes se infiltraron a su base de datos.

Así registraron fraudulentamente 2 500 nombres de personas como si hubiesen obtenido una licencia de conducir por primera vez o como si lo renovaran por caducidad. Las alertas se conocieron el 3 de agosto pasado, cuando los funcionarios volvieron poco a poco al trabajo presencial.

​El personal se percató que desde marzo a esa fecha, en el país se emitieron ilegalmente 2 500 permisos de conducción. Desde entonces, el caso se manejó internamente. Ahora, el director nacional de la ANT, Juan Pazos, confirmó a este Diario lo ocurrido.

Sostuvo que todos los documentos fueron dados de baja del sistema y no podrán ser usados. En este momento, el caso está en la Fiscalía y la indagación sigue su curso.

En el expediente judicial consta que los ‘hackers’ cobraban desde USD 200 por la licencia sportman y USD 1 500 por las profesionales.