Ansiedad y angustia

enrique aguilarEstos términos, muy utilizados por el público se confunden con frecuencia por lo que voy a dedicar este artículo a su análisis.
Ansiedad suele ser sinónimo de “nervios o sentirse nervioso” en nuestro medio, se la puede  definir como una sensación de que algo va a ocurrir, pero no sabemos exactamente qué, en todo caso es algo amenazante y esta situado en nuestro inmediato futuro, es la parte psíquica de este fenómeno y es tan frecuente, que es uno de los principales motivos de consulta en Psiquiatría y en Medicina en general.

Angustia es cuando la ansiedad se expresa a través de nuestro cuerpo, por  ejemplo con sudoración profusa, temblor o sudor de manos, aumento del latido cardíaco o taquicardia,  sensación de falta de aire, sofocamiento o ahogo, sensaciones que a la vez aumentan la ansiedad al percibírselas como amenazantes de la integridad personal o de la salud. Angustia es entonces ansiedad corporalizada.
No son síntomas fáciles de superar, ante su presencia es necesario que quien los sienta acuda al médico para que éste pueda ayudarlos, sea con una técnica de relajación o el uso de un medicamento tranquilizante.
Estos medicamentos solo pueden ser recetados por los galenos que están inscritos en un registro especial del Ex Instituto Izquieta Pérez, y su uso solo debe hacerse por parte de facultativos que conocen sus efectos, pues pueden llevar a dependencia.
El tiempo de uso también, no debe sobrepasar los dos meses según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Enrique Aguilar
neaguilarz@hotmail.com