Los animales son el otro amor de Paola Quelal

Después de su familia, sin ninguna duda, el otro amor de Paola Quelal Morales, son los animales. La joven animalista constantemente lucha por los derechos que también tienen los amigos de cuatro patas.

Su historia
Su amor a primera vista por los animales comenzó cuando Paola Quelal estaba en el jardín de infantes. Su padre le obsequió una gatita.

“Es gratificante, ya que no hay día que no piense en ellos y en la manera de ayudarles. Mi intención es darles vidas dignas y educar a la gente, en cierta manera. Es doloroso ver tantos casos de maltrato y abandono. Es sorprendente ver que hay más maltrato dentro de viviendas”, mencionó la animalista local.

Tanto es el amor que siente por los animales, que, en una ocasión, llegó a tener 10 perros, 5 conejos y 14 gatos en su domicilio. Pero, según explicó Paola Quelal, parte del bienestar animal es tenerlos en espacios amplios.

Por ese motivo, a la gran mayoría les ha entregado en adopción, pero eso sí, asegurándose que quienes los adopten sean personas responsables con los animalitos y que los cuiden de la mejor manera posible.

Sin embargo, en la actualidad, tiene 4 perros y seis gatos. “El pasado 20 de mayo tomé la difícil decisión de eutanasiar al que me acompañó tantos años (un gatito de nombre Zairi) y que fue mi bandera en contra del maltrato. Tenía tumores en sus riñones y no podía dejar que siga sufriendo”, mencionó con mucha tristeza esta joven amante y protectora de los animales.

Sus experiencias
Esta labor que Paola Quelal realiza en Ibarra y en sectores aledaños a la capital imbabureña, le han dejado un sinnúmero de experiencias buenas y malas.

Por ejemplo comentó que: “La que más me marcó fue de una perra que rescaté. Ella fue atacada por otros canes y tenía gusaneras por todos lados, sangraba y al final no cedió la infección. El médico veterinario tuvo que amputar sus dos extremidades superiores, pero hoy está bien. Se fue en adopción con uno de los grandes amigos míos. Ella camina como un canguro, pero es muy feliz en su hogar”.

Sus experiencias
Por otro lado, la defensora de los derechos de los animales tiene el apoyo total de sus familiares y de buenos amigos. Por ese motivo, aunque en ocasiones Paola Quelal se ha topado con dolorosas historias, no parará de realizar lo que le nació por vocación: proteger y luchar por los derechos de los amigos de cuatro patas.