90 % de animales de la calle tienen dueño

ANTONIO ANTE.- Durante la emergencia sanitaria el equipo de profesionales de la fundación BAI, ha identificado que el 90 % de los animales de la calle tienen dueño.

Mascotas de la calle.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, la Fundación Bienestar Animal Imbabura (BAI) ha brindado alimentación a los animalitos que se encuentran en las calles.
Margarita Mancero, directora de BAI, comentó que la emergencia les ha permitido evidenciar drásticamente, que los animalitos también permanecen en casa durante el toque de queda, “aquí se puede aplicar el porcentaje que nos hemos manejado siempre, que más del 90 % de los animalitos que están en las calles tienen dueños”, dijo.
Además, señaló que eso quiere decir que cuando el dueño salía a cumplir con sus labores diarias las mascotas también lo hacían, “realmente no hay una tenencia responsable de los animales porque les permiten vagar durante prácticamente todo el día”, añadió.
Mancero explicó que esta época de emergencia y cuarentena, les ha permitido también evidenciar los animales que sí son de calle, “ya tenemos datos de cuántos existen y a cuántos hay que esterilizar y quienes están en estado deplorable”, agregó.

Recorrido
En Antonio Ante indicó que han visitado todas las parroquias llegando con atención veterinaria junto al equipo de la fundación. Asimismo, cuentan con el apoyo de la fundación norteamericana World Vets. A través de gestión han logrado conseguir la dotación de insumos farmacéuticos para llegar con el servicio de atención gratuita a sectores rurales. Lo mismo también se hace en Ibarra, “hemos visto que muchos de los animalitos no están cuidados”. Además, contó que se ha identificado que los animalitos más maltratados están en las propias viviendas.

Esperan ayuda de la ciudadanía.

La fundación trabaja con los GAD Municipales, con quienes han venido trabajando a través de convenios de cooperación, donde se ha podido hacer un trabajo coordinado y organizado.
La directora de BAI, Margarita Mancero, manifestó que les gustaría llegar a otros cantones para ayudar con la prevención.
Sin embargo, se ha gestionado para ayudar en atención veterinaria, especialmente esterilizaciones, en las clínicas Ibarra y Atuntaqui.

Colaboración
La fundación solicita la ayuda de la población para poder continuar. “Tenemos muchos casos pendientes que necesitamos brindar para ayudar a un gran número de animales, pero lastimosamente no podemos llegar a todos, en ese sentido solicitamos la ayuda de la ciudadanía”. La fundación, que también ha sentido el efecto de la crisis, necesita alimento balanceado o un aporte en efectivo para cubrir los costos de las cirugías, “pedimos a la población que cuide a sus animalitos”, dijo Mancero.