Ángeles con capacidades especiales

Los libros católicos, especialmente la Biblia, nos demuestran que los ángeles son seres espirituales creados por la voluntad divina de Dios, y que debido a su naturaleza espiritual no pueden ser vistos ni captados por nuestros sentidos. Dios es tan grande que al ver las carencias, necesidades y requerimientos de los seres humanos decidió que estos ángeles no estén en el cielo sino que bajen a la Tierra, y por eso les asignó talentos especiales pero con diferencias particulares para que unos se complementen con otros.

Por ello, dispuso que unos atesoren riquezas para que las compartan con los pobres, que otros tengan buena salud para que cuiden de los enfermos, que los que más saben enseñen a los que menos conocen, etc. De igual manera, creó ángeles con capacidades especiales, que tengan limitaciones para desarrollar algunas actividades, pero fortalezas para hacer otras, que sean físicamente diferentes, pero espiritualmente iguales y que sus pensamientos los hagan distintos, pero que sus sentimientos los hermanen. Razón por la cual, no sólo éste 3 de diciembre que se celebra el “Día de la discapacidad” sino todos los días del año debemos valorar, agradecer y felicitar a las personas con discapacidad.

El trabajo que realizan en el hogar y la gestión que desarrollan en las instituciones tiene un valor agregado e incomparable por ser hecho con amor, generosidad, entrega y compromiso. ¡Estos ángeles con capacidades especiales son el mejor ejemplo a seguir!