Andrea Scacco mantiene segundo día de protesta ante el Registro de la Propiedad de Ibarra

La alcaldesa de Ibarra, Andrea Scacco acudió por segundo día consecutivo, este viernes 30 de octubre, hasta los exteriores del Registro de la Propiedad de Ibarra para participar de un plantón en contra del registrador Patricio Rosas.

La primera autoridad del cantón invitó nuevamente a los ciudadanos a perder el miedo de decir las cosas de frente. Es lamentable que tengamos que estar en esta situación y es lamentable que las mujeres hayamos sido víctimas del machismo, del irrespeto, por eso les pido que no se cansen y sigamos en pie de lucha”.

La Alcaldesa de Ibarra solicita de manera inmediata que los recursos económicos que por ley les corresponden pasen a las arcas municipales. Según la alcaldesa existe una deuda de 1 millón 500 mil dólares.

Según Scacco es “inconcebible que se deje de construir la obra civil tan necesaria para Ibarra porque una persona que ni siquiera es de Ibarra pretenda construir un edificio cuando faltan pocos días para finalizar su gestión”.

Andrea Scacco mediante una resolución administrativa dispuso la destitución del cargo de registrador el pasado 14 de octubre a poco más de un mes que finalice su gestión (diciembre) lo cual fue considerado ilegal.

Posteriormente, el pasado 27 de octubre un juez ordenó medidas cautelares dentro de la acción de protección presentada por el exregistrador Rosas, con lo que ordena la suspensión inmediata de la resolución que destituyó al funcionario público envolviéndole el cargo.

En entrevista con ENtv, Rosas afirmó que detrás de este caso existe un antecedente, que tiene relación con que la institución no inscribe una escritura solicitada por la alcaldesa que pretendía donar el terreno, donde se construye el edificio del RPI, a la Empresa Pública Municipal de Vivienda, Hábitat e Industrialización de Residuos Sólidos, Materiales Áridos y Pétreos (Virsap).

“Ante las observaciones uno de los funcionarios del área técnica es llamado al Municipio y es amenazado y obligado a inscribir esa escritura, no sin antes establecer que el Concejo Municipal en pleno no va a ratificar esas escrituras hasta que exista un pronunciamiento por parte de la Procuraduría General del Estado.