Andrea Scacco: Hay que hacer bien las cosas, porque hay un vacío legal

IBARRA.- La alcaldesa de Ibarra, Andrea Scacco, siguió los pasos del alcalde de Cotacachi, Auki Tituaña y abandonó la asamblea de la Mancomunidad del norte del país, aduciendo de que no se prestaba para ilegalidades, en clara alusión a que no está definida la temporalidad de funciones de los miembros del directorio.

¿Por qué su inconformidad y abandono de la sesión?
Es que tenemos un asesoramiento jurídico respecto de la convocatoria, lamentablemente hay un vacío jurídico en relación a la temporalidad de los miembros del directorio de la Mancomunidad. No se dice exactamente para qué tiempo hemos sido electos.

¿Qué dice la norma?
Hay una interpretación por parte de nuestro Procurador síndico que dice que hemos sido electos desde cuando inició nuestro periodo de la gestión como alcaldes; otros interpretan que es para dos años, pero eso no dice en ningún lado de la norma, eso no está escrito en ninguna parte.

¿Es factible la consulta?
En derecho público solo se hace lo que está escrito en la ley, nosotros lo que sugerimos es que se haga una consulta a la Procuraduría General al respecto de este vacío legal, o por el otro lado, la opción sería que nosotros reformemos nuestros estatutos y pongamos ahí dos años, pero para reformar eso tiene que haber el apoyo y la decisión de nuestros concejos municipales.

¿En qué queda esto?
Simplemente hay que hacer el procedimiento, pero si no se hace aquello, esto se va a invalidar. Lo que nosotros sugeríamos es que hagamos correctamente las cosas que ese es el fin de todo. Hay muchos municipios que también tienen el interés de salir del organismo como es el caso de Ibarra, Otavalo, Cotacachi que entre los tres soportamos aproximadamente el 85 % de ingresos de la Mancomunidad.

¿Cuál es el camino?
Los tres municipios somos los que sostenemos la operación de todo el resto de municipios, pero si todo eso se da, yo creo que tal vez la Mancomunidad se disuelva porque los municipios pequeños no podrían soportar económicamente lo que esto significa y entonces son decisiones que hay que tomar y que nuestros concejos municipales deben decidir, porque ahí se tiene la última palabra.