Anciana recibe la ayuda de la población y el cuidado de su hija (video)

mariaIBARRA. María Tránsito Sandoval, la mujer que recibió la solidaridad de gente caritativa que la apoyó con alimentos, vestimenta y más ayuda, recibe los cuidados de su hija María Pérez.

“Dios les pague.. ” son las palabras que no se cansa de mencionar por la ayuda recibida por parte de personas solidarias.

María Pérez en ocasiones deja sola a su madre porque acude a Solca- Ibarra o dice que viaja a Solca-Quito porque debe tratarse de una enfermedad.

Sobre lo que dijo su madre de que sus nueve hijos no se han ocupado de ella, María Pérez precisa que en medio de su pobreza ella sí cuida a su madre.

María Tránsito guarda en un dormitorio, que no están en condiciones óptimas, todo lo que ha recibido.
Su vieja cama ahora cuenta con un colchón que también le donaron.

Mientras prepara una sopa para su madre, María Pérez, reflexiona: mi mamita sí está botada y espera que solo yo le dé algo.

Pero, de ninguna manera, aceptaría que su madre María Tránsito fuera trasladada a un asilo.
“Es mi compañera, yo siempre, en mi pobreza, le doy. Yo tengo un hijo que vive conmigo y también me ayuda y cuidaremos a mi mamita hasta que se muera… a mí no me falta el platito de comida….”, afirma entre lágrimas.

El hijo de María Pérez trabaja en una vidriería.

María Tránsito cuando está sola pide caridad en la calle.

Estudiantes del Pensionado Atahualpa también colaboraron con María Tránsito. Ahora, la mujer de 92 años ya no está triste.

Su mirada cambió, sus ojos ya no se llenan de lágrimas. “Mi madre compartió la ayuda conmigo y por eso estamos agradecidas, Dios les pague…”.