Anciana pide ayuda, por lo menos solicita el bono

Ibarra. María Isabel Cisneros Obando, tiene 86 años de edad y asegura estar desamparada. Al momento vive en una casa que le presta su sobrina, la misma que arrienda en el sector de El Priorato. Asegura que tuvo dos hijos, pero murieron, también tuvo un esposo, pero la abandonó hace algunos años. Ahora implora a las autoridades por tener lo que ella dice un cuarto propio para vivir y el Bono de Desarrollo Humano. “Yo vivo de lo que me dan los vecinos y de lo que me pagan a veces cuando puedo trabajar lavando ropa”, dice la anciana en medio de lágrimas.

Su realidad. “Esta casita es prestada, la arrienda mi sobrina y cuando ella viene con su familia, yo lo que hago es buscar un espacio donde dormir, muchas veces me toca a acomodarme en el piso. Una vez me acerqué a solicitar el Bono de Desarrollo Humano pero no me dieron, no se por qué si yo no tengo nada”, dice mientras implora al cielo por una ayuda.

“Mi salud también ya no es la misma de antes. Es por eso es que no todo el tiempo trabajo, cuando me siento bien lo hago, me pagan un dolarcito o me dan la comidita, así vivo”, dijo la anciana.