Anciana muere en cantina

IBARRA. Los familiares de María Dolores Valencia esperaban retirar el cadáver de la morgue del hospital San Vicente de Paúl. Ellos lamentaban la pérdida de la mujer y claman a las autoridades el cierre de cantinas clandestinas.   

ACONTECIMIENTOS. La víctima de 65 años de edad, fue encontrada la noche del martes dentro de una cantina ubicada en la comunidad de La Calera, Cotacachi.
La mujer fue hallada en el suelo inconsciente. Sus deudos comentaron que cuando la encontraron estaba caliente y enseguida llamaron a la Policía. Los gendarmes ayudaron a la familia desesperada y trasladaron a la víctima hasta el hospital Asdrúbal de la Torre.
En la casa de salud los galenos confirmaron el deceso de María Dolores, quien era ama de casa.

EMERGENCIA. Antes de que la Policía llegue al auxilio los familiares le dieron respiración boca a boca pero nada resultó.  
Verónica Valencia, habitante de La Calera, aseguró que en la comunidad venden puntas los siete días de la semana y no existe control. Ella se sumó al pedido de unas 15 personas que estaban afuera del anfiteatro.
Los deudos de la anciana aseguraron que la mujer había muerto intoxicada por el consumo de alcohol.
María Dolores tenía problemas con la bebida pero en los últimos días ya no consumía licor. Según sus allegados la mujer fue a la cantina junto a una amiga y ahí encontró la muerte.

PROCEDIMIENTO. La Policía Judicial de Cotacachi realizó el levantamiento del cadáver y trasladó el cuerpo a la morgue en Ibarra.
La cantina funciona en la comunidad La Calera está ubicada frente a una escuela, dicen los habitantes.