ampliación de espacio

Ibarra. Que se haga una ampliación en el patio de comidas del mercado Santo Domingo, es una realidad que esperan ver los 120 comerciantes.

Aseguran que fue una propuesta por parte de la alcaldesa Andrea Scacco y ahora es una ilusión para ellos.

Una de las peticiones también es ocupar las instalaciones del excomisariato municipal, el cual permanece hace más de tres años.

Una solución para albergar a más usuarios en este espacio es la ampliación, ya que los fines de semana decenas de personas esperan que se desocupen las más de 50 sillas en el patio de comidas.

Peticiones. Narcisa Cuaical, presidenta del mercado Santo Domingo, explica que al ser un lugar “muy concurrido queremos la ampliación para que haya una mejor atención a nuestros clientes”.

Así como en el mercado Amazonas y en La Playa, Narcisa comenta también que los comerciantes prefieren vender en las calles y es por eso que cuentan con 30 espacios vacíos. Por su puesto paga anualmente 50 dólares.

Blanca Santacruz asegura que aquí no hay mucho comercio y hace una comparación con el Amazonas, donde sí existe la mayor afluencia de usuarios.

Así mismo comenta que ha escuchado que la primera autoridad cantonal ha ofrecido construir una segunda planta.

Expresión. Luz América Quinteros tiene 28 años como comerciante, pero así mismo indica que la afectación más grande es la venta ambulante.

“Creo que todos tenemos derecho al trabajo, pero a uno organizado y no así de esa manera porque nosotros sí cumplimos con las ordenanzas y los impuestos”, menciona.

Lo que solicita Luz América a los comerciantes ambulantes es que se acerquen a este mercado para adquirir un puesto y trabajar de manera legal.

En varias intervenciones la alcaldesa Andrea Scacco ha manifestado que la prioridad en su administración es la construcción del Camal y del mercado Amazonas.

El patio de comidas comúnmente permanece lleno los fines de semana. La ampliación de este sector es lo que esperan los comerciantes.
Estos son algunos de los puestos que permanecen desocupados en el mercado Santo Domingo.