Amilcar Proaño: La Jora es una fiesta emblemática

amilcarAyer se iniciaron las tradicionales festividades de “La Jora” 2015 en Santa Ana de Cotacachi. Esta fiesta nació hace 55 años por iniciativa de aquellos jóvenes inquietos entre los que destacan don Fausto Romero, Arturo Gómez, Vicente Proaño (+), entre otros.

En esta ocasión, la programación tiene una variedad de espectáculos de orden cultural, deportivo, cívico dirigido a todos los segmentos de la población. “En Cotacachi vivimos plenamente la interculturalidad y la inclusión”, dijo Amilcar Proaño, director de las fiestas y jefe del departamento de Culturas y Deportes de la municipalidad que es la entidad que ha presupuestado USD 80 mil dólares, además que corre con la organización de la mayoría de eventos.
La Jora nació hace 55 años, ¿qué se ha ganado?
Mucho, hay consolidación. En verdad, La Jora tiene 55 años de vigencia. La idea fue de jóvenes inquietos, miembros del Club El Nacional que conciben la idea, quizá no tan original porque el Yamor ya estuvo de referente en Imbabura,

¿Fue una fiesta para el reencuentro de los cotacacheños?
Si bien se piensa en un reencuentro socio-cultural, no se pierde de vista la esencia misma de la identidad cotacacheña y acogen el nombre de la Jora haciendo honor a esa bebida de los dioses.

¿Qué es La Jora, hoy por hoy?
Hoy La Jora se ha convertido en una fiesta de trascendencia nacional y es una fiesta emblemática de los cotacacheños.

¿La responsabilidad es ahora de la municipalidad?
Desde hace unos 15 años atrás la municipalidad tomó a cargo la organización de esta fiesta que creció en intensidad y en interés.

¿No era preferible que siga organizándola El Nacional?
Todo responde a las dialécticas. El Club El Nacional tuvo su época, su responsabilidad, pero de alguna manera con el pasar de los años ya significó una carga que rebasaba las posibilidades de la organización.

¿Qué se hace desde la municipalidad?
La administración municipal del “Vivir Bien” ha considerado fortalecer la fiesta y construir un encuentro intercultural donde la fiesta esté presente sí, pero sobre todo queremos dotarle de un enfoque incluyente.

¿Una programación diseñada para todos?
Para los eventos se ha considerado a los distintos grupo sociales, sectores territoriales con enfoque desconcentrador y grupos vulnerables como las personas con discapacidad, que son objeto de reconocimiento de derechos.

¿La fiesta se ha vuelto cantonal?
No es una fiesta solo del centro de la ciudad, nosotros irradiamos la fiesta con eventos en los barrios y en las parroquias que es algo inédito. Queremos cumplir con el derecho que tienen todos los cotacacheños.

¿Se observa la verdadera participación ciudadana?
Eso es fácil y sencillo cuando actuamos con transparencia y cuando no tenemos otro interés que no sea fortalecer la participación, la organización y por supuesto difundir la riqueza cultural de nuestro cantón. Cuando obramos con cálculos políticos u otros intereses, las cosas no salen bien.