La amenaza de contagios sigue en medio de concierto masivo en Peguche

Con gran incertidumbre la ciudadanía evidencia una irresponsabilidad en las comunidades y la total falta de acción de control de autoridades municipales.

En varias oportunidades se ha indicado que los controles y la jurisdicción que tiene el GAD de Otavalo con sus instrumentos legales como ordenanzas municipales y COE Cantonal deberían ser medidas que pongan un punto final a acciones o eventos que aumentan el riesgo y los contagios en el cantón. Prefieren mirar para otro lado.

Se han reiterado oficios y exhortos al GAD de Otavalo para que se de cumplimiento a las resoluciones emitidas por el COE, pero no hay interés.

En un oficio dirigido al alcalde de la ciudad, Mario Conejo desde la Gobernación, se manifestó la preocupación por el espectáculo masivo denominado Tushuy Tuta 2021 y se adjuntó el documento donde se notificó al señor Luis Antonio Campo Maldonado como encargado del coliseo de Peguche, en donde se realizó el evento.

La autoridad de control de la ciudad debe realizar acciones disponiendo el contingente para dar cumplimiento a la ordenanza que prohíbe y sanciona este tipo de eventos y a sus organizadores.

Por parte de Comisaría Nacional se realizó un acercamiento con los organizadores en donde se dio a conocer al promotor del evento, señor Luis Campo Maldonado, “la ordenanza que prohíbe la organización, desarrollo y puesta en marcha de cualquier tipo de evento festivo; de igual forma se recalcó que desde la Intendencia no se ha emitido ningún permiso para la realización de este tipo de eventos.

De esta manera se solicitó la colaboración de esta persona para que por medio de su jurisdicción y accionar en la comunidad ayude a evitar el desarrollo de eventos de aglomeración que pueda propagar el virus y constituya un peligro para la salud de la ciudadanía.

También se manifestó que ante el desacato de una ordenanza de control estarían expuestos a una denuncia penal y su judicialización.

La Comisaría Nacional con la colaboración de veinte servidores policiales, tres patrulleros, al mando del Subteniente Maldonado intervinieron en el coliseo precisado para la realización del concierto a las 23:00.

Sin embargo, debido a la cantidad de personas y la actitud agresiva de las personas que se encontraban libando sin respetar las medidas de bioseguridad, se manifestó que el oficial al mando indicó que no ingresaría al lugar ya que la integridad física de los compañeros estaría en riesgo y eso es primordial.

Ante esto, el Comisario Nacional, Mauricio Andrade, procedió a ingresar al lugar como persona civil, esto con la finalidad de constatar y sacar las fotografías para sustentar el parte policial y proceder con las medidas correspondientes por poner en riesgo el bienestar y salud de la ciudadanía.