Alpachaca alcanzó la gloria

altIBARRA. Con una campaña casi perfecta los pequeños  representantes de la liga Alpachaca consiguieron alzar el trofeo de campeones por segunda vez consecutiva en el torneo Interligas de fútbol Sub 12. En partido jugado en el estadio Simón Bolívar, Alpachaca venció en la final por 4 goles a 2 a Caranqui.

 Dos mundialistas observaron la final. En  la última fecha del certamen infantil estuvieron en los graderíos dos emblemáticos jugadores del balompié nacional. Se trata de Geovanny “la sombra” Espinoza y Agustín Delgado.

Al final de la jornada ambos fueron invitados para ser parte de la premiación, Geovanny entregó el trofeo al cuadro vicecampeón del torneo, mientras que “el Tín” se encargó de entregar el trofeo como máximo goleador a Gerly Delgado, sobrino del histórico artillero del la selección Ecuatoriana de Fútbol.

 El abre boca.  Los representantes de las ligas San Pablo del Lago y Jesús del Gran Poder fueron los  encargados de abrir la jornada de fútbol en el estadio Simón Bolivar.
Después de 70 minutos de juego el tercer lugar y la medalla de bronce se quedó con los infantes de la liga Jesús del Gran Poder tras ganar por 5 tantos a 3.

{becssg}sub12{/becssg}

 El cotejo por el título. Cerca de las cuatro de la tarde inició el partido por el título del campeonato, los deportistas de Alpachaca, campeones en 2010, salieron con todo a defender su reinado, pero Caranqui se adelantó en el marcador con dos tantos, uno de ellos anotado por Cristian Chicaiza.

Para los 35 minutos complementarios, y a pesar de su  corta edad los pequeños de Alpachaca sabían que tenían que ir a buscar el empate, ya que eso era suficiente para ganar el campeonato.

Antes de los diez minutos de juego con un fuerte remate de más de 20 metros Uriel Venegas, puso el dos a uno en el marcador.
Los pequeños de Caranqui sintieron el golpe y se fueron en busca del tercer gol, pero sus rivales no bajaron los brazos y siguieron atacando y varios minutos después dos acciones de Kevin Quinteros, con la complicidad del arquero de Caranqui, provocaron que Alpachaca se ponga arriba en el marcador.

Cuando faltaban  menos de cinco minutos para que el partido terminará, Alexis Méndez, quien esquivó a cuanto rival se le puso en medio, sentenció el cotejo  y el trofeo y el título se quedaron con los de Alpachaca.