Allanaron tres lugares por supuesta estafa en Quevedo con la empresa ‘Big Money’

Como ‘Big Money’ es conocido un caso de captación ilegal de dinero registrado en Ecuador y que ya está en investigación de las autoridades del país.

La madrugada del miércoles 30 de junio se realizaron tres allanamientos en la ciudad de Quevedo, en la provincia de Los Ríos, para intentar dar con el paradero de los responsables del delito.

En las últimas semanas, en esa ciudad costera se han registrado largas filas de personas que llegaban a depositar su dinero en la empresa conocida como ‘Big Money’ con la promesa de que en ocho días, cualquiera que sea la cantidad que entreguen recibirían hasta el 90 por ciento de interés de lo invertido.

Muchos de los que llegaban tenían el testimonio de personas que ya habían invertido y habían recibido la ganancia.

Según las imágenes difundidas por la Fiscalía ecuatoriana, en los lugares donde se realizó los allanamientos se encontró dinero y equipos de computación.
Hasta el cierre de esta edición no existían personas detenidas por el caso, pero sí se dio a conocer que un sujeto de nombre Miguel Ángel N., quien era un cabo del Ejército, sería el principal sospechoso de estar al frente de la compañía ilegal.

El sujeto había pedido darse de baja del Ejército desde el 7 de junio del presente año y desde entonces no se ha presentado a trabajar, se conoció.

Las autoridades dieron a conocer que el hombre no aparece en ninguna firma registrada dentro de la Superintendencia de Compañías. Mientras que dentro de la Contraloría su última declaración de bienes aparece en cero.

El hombre que es ahora investigado y buscado por las autoridades se autodenomina como el “empresario del pueblo”.

Como parte del operativo que se llevó a cabo, en donde hicieron los allanamientos, un vehículo de color rojo que era utilizado por elementos de la Policía Nacional se incendió.
Esto después que se prendió fuego tras la explosión de un artefacto que fue lanzado, el mismo que era una bomba molotov.

Algunos de los pobladores de esa localidad lanzaron insultos a los servidores policiales y trataron de defender el nombre de la persona que está ahora implicada en el caso.