Allanaron inmueble y encontraron un arma de fuego

Ibarra. Agentes de la Policía Judicial allanaron un inmueble con apoyo de la Dirección General de Inteligencia, Grupo de Operaciones Especiales y la Unidad de Criminalística, como parte de una investigación previa por un presunto delito de tenencia y porte de armas de fuego.

El operativo denominado “Minero XXIII”, se registró a las 19:20 del sábado, en un inmueble construido con madera dentro de un aserradero de la avenida Mariano Acosta, en el centro de Ibarra.

Investigación. Mediante técnicas especializadas de inteligencia, los agentes policiales tuvieron conocimiento de que varias personas se estarían dedicando a la comercialización de material minero, proveniente de la parroquia de Buenos Aires, perteneciente al cantón Urcuquí. Los sospechosos tendrían en su poder armas de fuego, que serían utilizadas para brindar seguridad al momento de realizar el traslado de material mineralizado por las distintas vías de la provincia de Imbabura. Luego de realizar las primeras indagaciones se solicitó la orden de allanamiento del inmueble, en donde se encontró un arma de fuego tipo pistola marca Raical calibre 3.80, con su respectiva alimentadora; ocho municiones sin percutir y un teléfono celular.

Además en el sitio se encontraron ocultos 12 sacos de material aurífero.

El aprehendido fue identificado como José Evans S., de 40 años de edad. Familiares del sospechoso llegaron al sitio y evidenciaron cuando fue trasladado hasta el hospital San Luis de Otavalo, en donde le realizaron la valoración médica respectiva, para luego trasladarlo hasta el Centro de Detención Provisional de Ibarra.

Las evidencias fueron ingresadas en las bodegas de la Policía Judicial de Ibarra con su respectiva cadena de custodia.

Antecedentes. Las investigaciones en torno al caso iniciaron luego de que personas desconocidas detonaran un arma de fuego cuando intentaron pasar por el Control Integrado de Mascarilla, a bordo de vehículos que transportaban material minero.

Como los miembros policiales les cerraron la vía, ellos dispararon para continuar su marcha rumbo al Valle del Chota.