30 kits de alimentos recibieron las familias de escasos recursos

OTAVALO.- La ayuda durante la emergencia sanitaria llegó a las familias más vulnerables de las comunidades de Otavalo. Un total de 30 kits de alimentos de primera necesidad fueron repartidos en las zonas rurales.

Desde el mercado
Sin embargo, esta ayuda llegó de parte de una familia otavaleña, específicamente comerciantes del mercado 24 de Mayo, quienes pensaron en apoyar con un granito de arena a las personas más pobres que tienen el difícil acceso a adquirir un alimento.
Además, con el apoyo de la Policía Nacional del Distrito Valle del Amanecer y en coordinación con la Comisaría del cantón, se identificó a las personas de zonas vulnerables y se procedió a la entrega de estas donaciones la tarde del lunes.
El personal policial y de la comisaría recorrió las comunidades de San Francisco de La Rinconada, Quinchuquí y Peguche.

Motivación
Gladys Sánchez es una comerciante que trabaja en el mercado 24 de Mayo desde hace 52 años. Su objetivo siempre ha sido ayudar en lo que pueda a quienes más lo necesitan.
Mediante vía telefónica y mientras permanecía en su puesto de frutas en el mercado, contó que le motivó ver que mucha gente necesitaba de esta ayuda.
“De aquí de mi negocio estoy sacando un granito de arena para la gente que de verdad lo necesita”, agregó.
Asimismo comentó que sus familiares que radican en España, y que también viven los momentos de emergencia sanitaria, la motivaron a hacer estas donaciones para la población otavaleña.
“Mi familia está pasando muy mal en estos momentos en España. Fue eso lo que también me motivó para ayudar a la gente. Tal vez con esta ayuda que yo brindo, puedan ayudar también a mi familia en el exterior que se encuentra más propensa”, dijo Gladys.
En un principio, cuando el Gobierno anunció la emergencia y aplicó el cumplimiento de la cuarentena, Gladys indicó que la gente acudió a los mercados y llevaba 5 dólares o 10 de productos, pero fueron pasando los días y según esta comerciante, ahora los usuarios han empezado a comprar productos con menos de 10 dólares.
“La gente dice que ya no tiene dinero pero que necesita”, dijo Gladys, quien además manifestó que esto también la motivó.

Colaboración
Con la ayuda de su hija, Gladys pudo comprar productos básicos como arroz y azúcar. Sin embargo, en un principio quisieron ir directamente a las comunidades.
De acuerdo a Gladys, se contactaron con la comisaria Lilibeth Ayala, quien inmediatamente coordinó la entrega con el personal policial y en un vehículo se movilizaron hasta los sectores rurales.
“Nos ayudaron y fuimos. Ellos han tenido un listado de las familias en extrema pobreza. Nos dolió ver el estado en el que viven y saber que no tienen un pan en la mesa”, agregó.
Asimismo, reconoció que están cumpliendo con las medidas de prevención, “pero gracias a Dios estamos cogiendo unos centavitos aquí en el mercado”, indicó Gladys.
Lo que han hecho, de acuerdo a esta comerciante, ha sido de corazón. Ahora, esta familia que también ha entregado donaciones en ocasiones anteriores, espera que más otavaleños se unan y puedan ayudar.