Alianza País puso los presidentes en 12 años de Asamblea

Los nuevos asambleístas ultiman detalles para el cambio de funciones y el cabildeo se vuelve más intenso. Tras 12 años de hegemonía de Alianza País, los siguientes cuatro años tendrán una asamblea dividida en cuatro fuerzas (UNES-Pachakutik – ID y CREO/PSC) y una credibilidad del 7% según la encuestadora Cedatos. Este porcentaje se evidencia cuando apenas 13 de 46 candidatos, que buscaron reelección, retornan al Parlamento Nacional.

El 27 de octubre se instaló una Asamblea de Transición, la misma que elaboró la nueva Carta Magna (vigente) con una mayoría del 73.68% de parlamentarios de Alianza País (AP), el partido político, hasta ese entonces del presidente Rafael Correa.

Al año siguiente, un 31 de julio de 2009 entró en funciones la primera Asamblea Nacional elegida para cuatro años, con un equilibrio de fuerzas entre los oficialistas (48%) y la oposición (47%), según el Observatorio del Poder Legislativo ‘Legislatina’. En los dos periodos legislativos, el presidente fue Fernando Cordero acompañado por Irina Cabezas y Rolando Panchana (AP).

Un 14 de mayo de 2013, durante la segunda, la función legislativa conforma una nueva mayoría cimentada en las alianzas partidistas entre ellas AP-Avanza y otros movimientos afines, logrando un apoyo del 78% de las bancadas frente a un 22% de legisladores de oposición.

Para los dos periodos legislativos  la presidencia recayó sobre Gabriela Rivadeneira, nuevamente de AP, junto con Rosana Alvarado y Marcela Aguiñaga. Actualmente la extitular legislativa se encuentra asilada en México.

Hace cuatro años entró en funciones una tercera Asamblea Nacional. Como antecedente, en diciembre de 2015 fue aprobada una reforma constitucional que eliminó las restricciones al número de periodos que una persona podía ocupar en un cargo de elección popular. Sin embargo, debido a una disposición transitoria la enmienda no entró en vigencia para las elecciones generales de 2017. De esta manera se evitó la posibilidad de buscar un nuevo periodo para los asambleístas que habían ocupado el cargo en dos ocasiones.

Además en estos cuatro años hubo una marcada inestabilidad en la dirección del Parlamento, con más de un presidente, algo que no había ocurrido desde el 2009.

El primero en asumir la titularidad de la casa legislativa fue José Serrano quien duró un año en funciones antes de ser destituido con el voto de 103 asambleístas y reemplazado por Elizabeth Cabezas.

Tras la ruptura de Lenín Moreno con Rafael Correa hábilmente, Cabezas se alineó con el ala morenista y tomó distancia del correismo. En los días previos a la elección, el bloque legislativo de AP la postuló junto a sus coidearias, María José Carrión y Ximena Peña.

Cabezas tuvo el apoyo de Moreno y fue propuesta en el pleno para presidir la Asamblea Nacional hasta que apareció el escándalo de los diezmos y fue reemplazada por César Litardo, con 78 votos.

El último Presidente, también de AP,  tuvo que hacer frente a una Asamblea en su mayoría virtual debido a que por la pandemia se cerró el Palacio Legislativo y que este 14 de mayo reabrirá sus puertas para elegir al nuevo titular (2021-2025).