Alegrías con Pases del Niños

paseOTAVALO. El Pase del Niño que se realiza por las principales calles de Otavalo se lo efectúa con mucha alegría y sobre todo con gran devoción de parte no solo de los directivos y profesores de las unidades educativas, sino también por parte de los padres de familia que preparan a sus hijos para que tengan una buena presentación no solo en de la presentación física sino también en el sentido espiritual.

 

MUCHA FELICIDAD. No ha habido algún estudiante que señale que no le gusta participar en el Pase del Niño. Todos cantan los villancicos con mucha alegría y con gran entusiasmo porque se imaginan que sus voces llegarán a oírlas hasta el cielo.
“A mí me ha gustado mucho esta participación y todos los años quiero estar presente en el Pase del Niño”, sostuvo Michael Túquerez, quien estudia en la escuela 10 de Agosto y fue vestido con un disfraz vistoso de yumbo.

 

Muchos participantes. Fueron 800 los estudiantes que participaron  de la escuela 10 de Agosto. Ellos se disfrazaron de pastorcitos, ángeles, yumbos, entre otros; llegaron felices, dijo la directora de la escuela, Gladys Mena. De parte de la escuela Gabriela Mistral fueron 750, aproximadamente, señaló su directora Yolanda Jaramillo.

TRADICIÓN. El Pase del Niño es una tradición antigua en la que se brinda culto al nacimiento de Cristo, el Niño Dios.
Se realizan procesiones cargadas la figura del Niño. Los niños se disfrazan de ángeles y pastores, van acompañados de la banda de música que tocan los villancicos populares.