Alegría en La Jora

p-8-9f1p8-9f2

La música, la belleza y el colorido inundaron ayer las calles de la ciudad de Cotacachi, acto con el que este cantón dio inicio a las fiestas de La Jora 2013.

MÚSICA Y COLOR. Una expresión de color, cultura y tradición se vivió cuando más de 60 delegaciones conformadas por danzantes, músicos y disfrazados dieron colorido al desfile de la alegría. Fueron más de cinco horas de diversión donde instituciones locales, cantonales y provinciales estuvieron presentes.

Desde el barrio El Coco a las 15:00, las autoridades, locales, provinciales y nacionales iniciaron el desfile. Cientos de visitantes congregados a lo largo de la calle 10 de Agosto y Bolívar, disfrutaron del paso de las bandas musicales, danzantes, carros alegóricos. Los participantes recorrieron más de diez cuadras antes de llegar al parque donde una multitud de ciudadanos que sentados en el graderío de la iglesia y otros que fueron colocados en el parque esperaban su paso.
El grupo de danza que abrió el desfile fue el fue el de la Asociación de Jubilados Eduardo Moreno. 16 mujeres vestidas con trajes de charros danzaban al ritmo de una canción mexicana. El Balet Andino Ambato, cautivó a los asistentes que coparon las calles de la ciudad. La participación de los grupos de danza de la Universidad Técnica del Norte, mostraron la diversidad cultural que tiene Imbabura. El pregón de fiestas que fue animado por grupos musicales que pusieron a bailar a los cotacacheños, fue el complemento del inicio de las fiestas Jora 2013, que cada año se viven en Cotacachi.

 

ORIGEN DE LA JORA. La jora tiene raíces incaicas que se basan en la inter relación permanente de los 3 elementos: naturaleza, seres humanos y los padres creadores o deidades. Según la concepción indígena, el equilibrio de éstos da origen a la vida. En las comunidades bajas, es el inicio de la siembra.
Los comuneros piden a la Pacha Mama por la fertilidad de la tierra para que las semillas produzcan en abundancia. Los frutos de la madre tierra son ofrendados en señal de reciprocidad con los dioses.
El maíz es el grano sagrado para la cosmovisión andina, porque en torno a este producto, gira el calendario de siembras y cosechas. Además sirve para elaborar la bebida sagrada la jora. El componente básico de la bebida tradicional es el maíz.
La historia narra que los primitivos habitantes de Cotacachi, luego de la cosecha del maíz, ofrecían sacrificios a los dioses a quienes adoraban. Luego de la ceremonia bebían la chicha de jora (maíz), junto a los jefes o caciques de los sectores aledaños.
CELEBRACIÓN. Esta celebración se instaura como parte de la identidad cotacacheña hace 53 años. Sus precursores fueron los integrantes del Club El Nacional, quienes en las primeras ediciones de la fiesta designaban a su reina. Clemencia Gómez Andrade fue la primera soberana de la fiesta. Con el tiempo, la fiesta la asumió un Comité de Fiestas integrado por la sociedad civil, con el apoyo del Gobierno Municipal.

p8-9f4p8-9f3