Alcohólicos, una realidad que incomoda al barrio EL Batán

p5f1

OTAVALO. Los días del barrio El Batán siguen siendo los mismos. A pesar de los controles que han realizado las autoridades en este lugar, todavía se pueden ver pequeños grupos de personas tomando licor artesanal, que adquieren en algunas tiendas del sector.

Costumbre. Este tradicional barrio ha sido testigo y cómplice por décadas de éste problema. Habitantes de comunidades del sur y occidente del cantón acceden a la ciudad por este barrio y son ellos los principales consumidores del licor que, en forma oculta, se expende en El Batan.

Secreto A Voces. Este rotativo realizó un recorrido en horas de la mañana y pudo constatar la presencia de varias personas ingiriendo licor en este barrio. Muchos de ellos eran reconocidos por los habitantes del sector. ‘Ellos ya no tienen solución’, dice Gladys Cahuasquí, refiriéndose a los ‘caseritos’ que deambulan por este lugar.

Problema. Para los habitantes del barrio y ciudadelas aledañas, esto ya no tiene solución. Edison Anrrango, habitante del sector, asegura que todos los días se encuentra con borrachos que duermen en las veredas y que hacen sus necesidades biológicas en la calle y a plena luz del día, dando un feo espectáculo.

Autoridades. En la comisaría nacional se tiene detectados los lugares de expendio de licor artesanal, Andrés Roja, Comisario de Policía, asegura que hoy en día la venta de este producto se ha reducido pero aún persiste, ‘eliminar esto es difícil pero no imposible, dice Rojas. El funcionario hace hincapié en la importancia de tener un centro de aislamiento o de rehabilitación para ayudar a los enfermos alcohólicos que por aquí rondan diariamente.