Alcantarillad de San Pablo estará en ocho meses

san-pabloOTAVALO. Aproximadamente a lo largo de 35 kilómetros del casco parroquial de San Pablo del Lago, se cambiará el sistema de alcantarillado sanitario que según los habitantes, ya está colapsado y en algunos sectores carecen de este servicio.

Inversión. El proyecto de alcantarillado sanitario tiene un costo de un millón 147 mil dólares. ‘En un inicio estaba previsto el proyecto solamente de alcantarillado sanitario, pero la municipalidad realizó un desembolso de 800 mil dólares para concretar la construcción del alcantarillado pluvial’, explicó Fausto Proaño, presidente del Gobierno Autónomo Descentralizado Parroquial (GADP) de San Pablo.

Población. Juan Antamba, habitante de la parroquia, dice que esta obra era necesaria. ‘Somos una parroquia grande y no contábamos con un servicio básico eficiente. La actual tubería de alcantarillado no abastecía cuando caían fuertes lluvias. El agua brotaba por los inodoros y sifones de toda la casa’, dijo Antamba.

Trabajos. Los trabajos iniciaron en la calle Unesco, lugar en donde se descargan las aguas servidas de toda la parroquia. En este sector, durante las excavaciones, se encontraron dos colectores inundados y viejos. Tratamos de obviar esto retirando la línea del nuevo proyecto un metro y medio, pero la pared del colector cedió e inundó de aguas servidas la excavación’, dijo Wilson Valle, superintendente de la obra, aseguró además que el actual alcantarillado es de hormigón simple y que se encuentra ‘en pésimo estado’.

Avance. La obra se realiza con dos grupos de trabajo. Cada uno cuenta con un maestro mayor, seis albañiles y doce peones, pero desde la próxima semana se incrementará el personal para iniciar las excavaciones de las acometidas domiciliarias.

vida útil. ‘El alcantarilado de la parroquia es una prioridad. Podemos asegurar que el sistema ya ha colapsado y ha cumplido de 25 a 30 años de vida útil, prácticamente no sirve. En ciertas calles no existe red de alcantarillado, hay unos embovedados para dirigir las aguas servidas. En el sector central del casco parroquial, en la calle Chiriboga no hay este servicio,’, dijo Proaño.

Otros trabajos. Además del casco parroquial, las comunidades: La Unión, Abatag y Cusinpamba, también se beneficiarán de este proyecto. Proaño asegura que una vez que se dote de este servicio a toda la parroquia, se dará inicio a la regeneración urbana que incluye adoquinado de vías y construcción de veredas y bordillos. ‘La molestia que causan los trabajos es necesarias porque mejorarán nuestra vida’, dijo Fabián Casco, beneficiario.