Alcaldesa de Ibarra anunció las medidas que regirán desde el 14 de septiembre

El 13 de septiembre de 2020 finalizará el toque de queda en todo el país y desde el Municipio de Ibarra se anunció en rueda de prensa las medidas que se tomarán a partir del lunes 14.

Primero exigir a la ciudadanía el estricto cumplimento de la Ordenanza que regula las medidas de bioseguridad sanitaria en relación al Covid-19 dentro de Ibarra; la ordenanza que regula, prohíbe, y sanciona la venta de bebidas alcohólicas en el cantón y la que regula el uso de los espacio públicos frente al consumo de sustancias estupefacientes y sicotrópicas. Para esto se han establecido operativos conjuntos entre las direcciones de seguridad ciudadana, Policía Nacional, Agentes de tránsito y al Intendencia. Todos con el acompañamiento de las cámaras de videovigilancia del ECU-911

La alcaldesa Andrea Scacco manifestó que la emergencia por el coronavirus continua independientemente del final del toque de queda. “Hemos tomado la decisión de que varias medidas no sean tan restrictivas pero lo controles serán permanentes.

Scacco detalló que en Ibarra a partir de lunes 14 de septiembre las clases presenciales, en todo nivel, se mantendrán suspendidas. El transporte urbano operará  al 100 por ciento de la flota vehicular pero con una foro permitido del 75%.

En cuanto a las restricciones de vehículos particulares. A partir del lunes 14 de septiembre se elimina el uso de salvoconductos y la restricción vehicular por número de placa y horario.

El acceso a la ciudadanía a los escenarios deportivos se realizara de lunes a jueves de 06:00 hasta las 20:00 y los viernes sábado y domingo de 06:00 a 18:00, con un aforo de máximo de 30 personas

En lo que respecta a la operación de gimnasios, centros de entretenimiento y similares será autorizada siempre y cuando se cumpla con los protocolos de bioseguridad establecidos y posterior a  una inspección de la dirección de seguridad y gobernabilidad.

El uso de piscinas y áreas húmedas (esta permitido exclusivamente para alojamiento turístico.

Los centro comerciales y restaurantes podrán funcionar  con el 75% del aforo con una inspección permanente del Cuerpo de Bomberos.

Cines teatros y auditorios podrán funcionar únicamente con el 50% del aforo y se autoriza la realización de eventos públicos con máximo 30 personas previo a la aprobación del plan de contingencia emitido por la dirección de seguridad.

En el tema de los velorios, el COE Cantonal autoriza la realización del mismo con un máximo de 25 personas con excepción de aquellas personas que han fallecido por la Covid-19.