Alcalde de Ibarra minimiza críticas de Vicealcaldesa

castillo-scaccoIBARRA. Las discrepancias no terminan entre el alcalde de Ibarra, Álvaro Castillo y la vicealcaldesa Andrea Scacco. La compra de un terreno por parte del Alcalde y ocho funcionarios del Municipio genera la crítica de la segunda al mando en la Municipalidad.

 

CRÍTICA. El costo del predio es de 355 mil dólares y, además del alcalde y los funcionarios municipales, en la lista de compradores están otros beneficiarios entre los que constan un exservidor público de la Dirección de Planificación, el exrector de la unidad educativa municipal, Segundo Patricio Gálvez, la esposa y el hijo de Álvaro Castillo y el presidente de la Cooperativa Atuntaqui, Galo Zamora. Los funcionarios municipales que constan en la escritura de compra del predio, además del alcalde son: Marco Rubio, director de Participación Ciudadana; Diego Villalba, director de Gestión Ambiental; Víctor Falcón, asistente financiero; Ana de la Vega, tesorera municipal; Laura Castillo, asistente personal del Alcalde; Francisco Vaca, gerente del mercado Mayorista; Arturo Fuentes, gerente de la Emapa, y Carlos Gudiño, director de Sistemas. La vicealcaldesa Andrea Scacco asegura que la compra del terreno es legal, pero la considera inmoral, pues – asegura – el terreno de casi cinco hectáreas está ubicado en los alrededores del futuro anillo vial que, con el tiempo costará hasta diez veces más, agrega Scacco. El alcalde Álvaro Castillo afirma no entender cuál es el problema de la compra del terreno. “No sé de qué se nos acusa… Estamos pagando del terreno con esfuerzo… Tampoco puedo apartarme de mi vida privada… tenemos el mismo derecho que cualquier otro ciudadano”, sostuvo ayer en una entrevista en el noticiero de Radio Los Lagos, Pulso Informativo, de Diario EL NORTE.

Castillo dice que él no sabe cómo define la moralidad la vicealcaldesa. “Puede ser un acto no moral haberme presionado (la vicealcaldesa) para que le nombremos a su esposo en el Gobierno Provincial, un acto no moral puede ser que nos haya presionado para adoquinar la calle donde vive su madre, un acto no moral puede ser haberse servido de la maquinaria de la municipalidad de Ibarra para abrir una carretera que conduce a la casa de su madre…”.

Asegura que las puertas están cerradas para Andrea Scacco. “Le doy la razón a Jorge Martínez, que la tuvieron congelada a la señora Scacco durante tantos años porque es una piedra en el zapato de los alcaldes, no aporta absolutamente en nada”, enfatizó. Sobre lo dicho por el Alcalde respecto a la solicitud para un trabajo para su esposo, Scacco afirmó: “yo pude haber solicitado muchísimos puestos pero aquí quien decide son las autoridades”. La Vicealcaldesa asegura tener más denuncias contra la administración municipal, pero prefirió no adelantar ninguna información.

Las críticas se acentúan entre los dos principales representantes municipales.