Albañiles no están asegurados

altIbarra. Álvaro Edgar Urbina Burbano falleció el martes mientras construía un encofrado en una vivienda, según su esposa Patricia Vitar él nunca tuvo algún implemento de seguridad y no había  sido asegurado.

 Inseguridad. La historia de Álvaro Urbina se repite en varias personas que trabajan como albañiles en el sector de la construcción, sea porque no poseen un seguro o porque no tienen las seguridades necesarias en sus trabajos.

Así lo confirma Wilson Quisamán, albañil de profesión, que todos los días sale a la plazoleta el Águila a buscar trabajo, él contó que cuando se va a trabajar en una construcción el dueño nunca le da una seguridad y que él es el único responsable de su vida, “yo gano a diario unos 20 dólares, pero por la necesidad de trabajar no puedo exigir al dueño de la obra que me asegure o que me de los implementos necesarios”, afirmó Quisamán.

 Inseguridad. Pedro Manuel Rosales, director Regional del Ministerio de Trabajo, indicó  que “todo trabajador tiene derecho a ser afiliado desde el primer día de labor, porque así lo establece el Código de Trabajo de manera que una vez que ha sido afiliado sea el Seguro Social el que cubra  estas contingencias de muerte o de accidentes de trabajo”.

Rosales añadió que los constructores o las empresas donde existe personal laborando deben tener un reglamento de seguridad, además es obligación del empleador dotar de implementos de seguridad a los trabajadores como un casco, protecciones contra el ruido, mascarillas, etc.

Ronald Briones, jefe provincial de Riesgos del trabajo del IESS en Imbabura, manifestó que  todo trabajador bajo nivel de dependencia tiene protección por el seguro de riesgos de trabajo desde el primer día que labora. La Ley de seguridad laboral establece que toda persona que está bajo nivel de dependencia tiene que ser afiliada y si el empleador no lo afilió los familiares tienen que acudir a denunciar el hecho en el IESS quien dará una orden para que afiliación y control patronal asista a la empresa verifique si hubo la relación obrero patrono y afiliar inmediatamente al trabajador y luego de ese hecho los familiares del trabajador que murió tendrán derecho a la protección que da el seguro de riesgos del trabajo en este caso el montepío a los hijos menores de edad hasta cuando cumplan 18 años  y a la esposa siempre y cuando no se vuelva a casar, el monto de la pensión dependerá del sueldo del trabajador.

Patricia Vitar, esposa de Álvaro, indicó que desconocía que podía obtener la ayuda del IESS.

Noticia relacionada:

Cayó de cinco metros de altura y falleció