Alarma en Chimborazo, investigan fuerte explosión de un vehículo

explosionRiobamba.- El Ministerio del Interior y la Policía Nacional informaron poco antes de la media noche del jueves 22 de febrero de 2018 que se investigan las causas del flagelo de auto en el cantón Colta, de la provincia de Chimborazo.

“Informamos que ante flagelo de un vehículo en el cantón Colta, Chimborazo. Nuestro personal de Criminalística realiza las respectivas pericias para identificar las posibles causas”, señala en Twitter el cuerpo policial.

“Contingente de @PoliciaEcuador a través de #Criminalística se movilizó a la vía Riobamba – Colta para determinar causas de flagelo de vehículo y para precautelar la #SeguridadCiudadana”, señaló en la misma red social el Ministerio del Interior.

En tanto el servicio integrado de seguridad ECU911 informó que la vía Riobamba – Pallatanga – Guayaquil fue habilitada para el tránsito vehicular y llamó a conducir con precaución por la zona.

 

 

Aunque se desconocen otros detalles, las primeras imágenes difundidas en las redes sociales muestran restos pequeños dispersos, presuntamente de un auto. Según los internautas, al menos habría fallecido el conductor del vehículo.

Los temores de que se trate de un acto terrorista afloraron en las redes entre los ciudadanos en Twitter, luego del hecho registrado el 27 de enero, cuando estalló un coche bomba en la localidad fronteriza de San Lorenzo, considerado el primer hecho de ese tipo en este país suramericano.

En esa ocasión, al menos 28 personas resultaron heridas leves, pero no se registraron víctimas fatales. Además, tanto el distrito policial como 37 viviendas aledañas sufrieron daños de consideración en su infraestructura.

El pasado 17 de febrero, se reportó una escaramuza en la zona de la frontera, con saldo de tres heridos aunque fuera de peligro.

Las autoridades locales atribuyen esos hechos al accionar de grupos residuales que se dedican al crimen organizado vinculado al narcotráfico y señalan que Ecuador ha golpeado sus economías con la incautación de precursores químicos y toneladas de drogas, y la detención de al menos 7 personas, con impacto en las economías de dichas estructuras delincuenciales.

Como consecuencia, el gobierno ha redoblado la vigilancia de la zona, al tiempo que el gobierno colombiano se comprometió a enviar un contingente de 10.000 soldados a la zona limítrofe para reforzar la seguridad.

El tema de la seguridad fronteriza fue, además, el foco del encuentro binacional y encuentro presidencial realizado recientemente en la ciudad colombiana de Pereira.