Alarma en Alemania por epidemia de infección bacteriana

BERLIN (AP) — El número de personas afectadas por un brote de infecciones bacteriales en hortalizas es tres veces superior a lo que se suponía y un número notablemente elevado de pacientes sufren de una complicación renal potencialmente mortal, advirtieron las autoridades el miércoles.

La cifra de muertos ascendió a 17, luego que las autoridades alemanas informaron que una paciente de 84 años había muerto el domingo.

Las autoridades médicas no parecieron más cerca de descubrir la fuente de la infección o el misterio del brote: por qué la cepa inusual de la bacteria E. coli parece causar tantos casos de síndrome urémico hemolítico, HUS, que ataca los riñones y puede causar ataques, apoplejías y coma.

La agencia nacional de salud dijo que 1.534 personas en el país han sido infectadas por E. coli enterohemorrágica, EHEC, una cepa particularmente mortífera de la bacteria común que se halla en el sistema digestivo de vacas, seres humanos y otros mamíferos.

El Instituto Robert Koch había reportado 1.169 un día antes. El brote ha afectado a por lo menos ocho naciones europeas pero prácticamente todos los enfermos viven en Alemania o viajaron allí recientemente.

El Instituto Koch agregó que 470 personas en Alemania padecían de HUS, una cifra que expertos independientes consideraron sin precedente en la historia médica moderna. HUS suele ocurrir en el 10% de las infecciones de EHEC, lo que significa que la proporción registrada en Alemania puede atribuirse a un brote tres veces mayor que el reportado.

Esa discrepancia podría indicar que muchos casos no se han reportado debido a que sus síntomas son relativamente leves, conjeturaron expertos médicos.

Sin embargo, también ofrecieron otra teoría más inquietante, que la cepa de EHEC causante del brote europeo sea más peligroso que cualquier otra conocida.

La ministra de agricultura alemana, Ilse Aigner, dijo que los científicos trabajan incesantemente para descubrir la fuente del EHEC que se cree ha sido causada por vegetales contaminados.

Las autoridades habían apuntado inicialmente a pepinos de España, pero los exámenes lo descartaron.