Álamos y Teodoro Gómez destacaron en el Tenis de Mesa

IBARRA. Después de tres días de puras emociones finalizó el Festival Estudiantil de Tenis de Mesa. 52 deportistas de cinco instituciones de la capital imbabureña participaron en el torneo, certamen con el que se cerró las actividades deportivas correspondientes al año lectivo 2017-2018.

Participantes. La Salle, Álamos, Agustín Cueva, San Francisco y Teodoro Gómez de la Torre participaron en el certamen de microtenis a nivel estudiantil.

Estéfano Rosales, de 10 años y estudiante del colegio Álamos, fue el ganador en la serie infantil.

El deportista mencionó que esta actividad, además de ser muy entretenida, demanda de mucha concentración.

Sin embargo, no fue el único deportista de su institución que se lució, ya que en la categoría junior los hermanos Juan Patricio y Matías Hidrobo sumaron medalla de oro y plata, respectivamente.

En cambio en la categoría reina, la superior, el Teodoro Gómez de la Torre arrasó con las preseas.

Marco Figueroa, Mateo Loza y Juan Vallejo, alcanzaron metales de oro, plata y bronce, respectivamente.

Los centenarios también fueron superiores en la modalidad de dobles, donde Marco Figueroa y Sebastián Rosero lograron la presea dorada.

Reacción. Para Wladimir Ortega, juez del torneo y entrenador de tenis de mesa de los registros de la Federación Deportiva de Imbabura, FDI, el número de participantes en el torneo fue aceptable, debido a que en muchas instituciones ya se encuentran en pruebas o exámenes de fin de año.

Él también recomendó que en las instituciones educativas también se debería promover la práctica de este deporte para continuar con la masificación.

Estéfano Rosales, deportista del colegio Álamos, fue el mejor en la categoría infantil. Él también practica triatlón.
Los representantes de la Unidad Educativa Agustín Cueva Dávila lucen las medallas que ganaron en el festival.